Villa y Factoría Romana de Benalroma
Benalmádena-Costa
Volver al InicioTodas las Rutas. BenalmádenaIr a la Ruta RomanaIr a la Ruta Romana en Benalmádena-CostaRuta del MarRuta del Mar. BenalmádenaRutas por MunicipiosIr a Todas las RutasConsultar DiccionarioIr al DirectorioIr a BibliografiaContactar con el Administrador

 

Foto 1El yacimiento fue descubierto en 1980 y excavado en varias ocasiones (foto 1). Las primeros trabajos se llevaron a cabo en 1981 y 1985, con posteriores campañas en 2002 y 2006. La potencia de los restos llegó hasta los dos metros con una historia para contar que abarcaba cuatro siglos. Desgraciadamente, por encima de aquéllos se ha levantado un edificio, y aunque ha respetado en parte los hallazgos, su primer nivel quedó demasiado cerca de lo excavado, restringiendo la posibilidad de una lectura completa. Como vemos por otros yacimientos de la zona que ya han sido difundidos por viajerosencortomalaga, en la costa malagueña aún quedan bastantes evidencias de la ocupación romana tanto de tipo residencial, como industrial y de asueto, lo que da una idea de la alta densidad de población que debió alcanzar en aquel período histórico.

El origen de la villa fue residencial, hacia el siglo I d.C., aunque los restos hoy en día visibles corresponden a la transformación de la villa en factoría de salazones (fotos 1, 2 y 3), hecho que ocurrió en el siglo III.

Sabemos que se trataba de una lujosa residencia junto al mar, una de las llamadas "villa a mare", a tenor de los escasos restos encontrados, como estucos parietales policromados con motivos geométricos o vegetales, fragmentos de placas de mármol moldurado, cerámica de calidad, vidrios u objetos de tocador, todos indicadores del gran lujo que alcanzó esta residencia altoimperial. De su arquitectura nos ha llegado un viridarium o jardín romano por el que discurría una instalación hidráulica ornamental hecha con sillares bien escuadrados en el tramo central (foto 4) y con mampostería en el resto, que desembocaba en unas piletas semicirculares o fuentes (han sido descubiertas tres) (foto 5), decoradas con estuco pintado, mosaicos parietales y conchas marinas (cardium edule). En torno al viridarium existió un depósito regulador de agua y varias habitaciones.

Como hemos comentado más arriba, en el siglo III d.C. transforma su actividad en industrial, pasando a ser factoría de salazones, relacionada con la cercana de los Molinillos, que también se dedicó a la misma labor a partir del siglo III, convirtiéndose en ejemplos del auge que en el litoral malagueño experimentaron las industrias relacionadas con los productos del mar en época bajoimperial.

No nos han llegado restos de decoración o utilización de elementos lujosos para el nivel de la factoría, por lo que la villa pudo haber sido arrasada y sus estructuras adaptadas a una arquitectura práctica despojada de ostentación alguna. Así, conservamos almacenes, suelos de tierra apisonada, algunos de opus signinum, piletas de diversos tamaños, un aljibe y canalizaciones (foto 6). La actividad cesa a finales del siglo IV, produciéndose su abandono, como ocurrió en muchos otras factorías de la costa.

A unos metros del lado norte de la villa fueron descubiertos restos de muros de 60 cms. de ancho por al menos 25 de longitud realizados con mampostería, también llamada opus incertum, además de otros de opus signinum, que indicaban producción de salazones y salsaria, vinculados a la villa romana y abandonados como el cercano yacimiento de Torremuelle en época altoimperial.

Foto 2     Foto 3
Foto 2                                                                                    Foto 3   

Foto 4     Foto 5
Foto 4                                                                                     Foto 5

Foto 6     Foto 7
Foto 6                                                                   Foto 7                    


Bibliografía consultada. En Ruta Romana, ver: (001) y (005).

Acceso. No es complicado. El yacimiento principal se encuentra en la Avenida de las Palmeras, muy cerca del mar y de la rotonda por la que se accede a la Avenida Antonio Machado o Carretera de Cádiz, que transcurre paralela al Mediterráneo. Como se ha dicho, se ubica a pocos metros de la factoría romana de los Molinillos, también junto al mar. Otros restos al aire libre se pueden ver en la esquina del edificio que corresponde a la Avenida Antonio Machado (frente al mar) y los terceros, también al aire libre, en la parte posterior, a la que se accede por la calle Albatros (junto a un supermercado y al bar Cortijo las Brisas). El yacimiento principal está cerrado y sin luz. Se puede otear algo a través de las rejas de la puerta de hierro, por lo que para hacer fotografías deberéis utilizar un buen flash y tener cuidado de no arañaros o averiar la cámara con los barrotes.

Conservación. Museografía. Didáctica. Este yacimiento es víctima tanto de la asfixiante urbanización de la zona como de las fuertes inversiones llevadas a cabo para su puesta en valor. En un primer momento fue salvado, al menos en parte, de la destrucción, gracias a la sobreelevación del edificio que se construyó encima, dejando una sección al aire y otra cubierta. Posteriormente, se alzó una grande y carísima estructura arquitectónica (foto 7) que lo terminó de cerrar, ideada para su protección y para la muy somera observación del yacimiento que se podía hacer desde un pequeño mirador situado en su interior. Estas instalaciones, por razones que desconocemos, nunca se han llegado a inaugurar, permaneciendo en este estado desde hace varios años, y a lo único a lo que podemos aspirar, como véis, es a mostraros algunas fotografías muy parciales del conjunto. Otros restos como la pileta semicircular o la conducción hidráulica que se encuentran al aire libre están sufriendo un profundo deterioro que acabará con ellas en poco tiempo. Matojos, basura antrópica, colmatación por tierra, afeamiento general, socavan sin descanso estos restos. Las que se encuentran bajo la estructura arquitectónica parecen más protegidas, aunque tal y como ha quedado, la observación de una parte importante de la excavación se hará prácticamente imposible, porque ésta es bastante ancha y profunda y el mirador carece del ángulo necesario. Ayudaría la construcción de pasarelas que discurrieran por zonas significativas del yacimiento, las cuales facilitarían su comprensión.

Ubicación. Coordenadas U.T.M.:
30 S
363004,22 m E
4050318,11 m N

Ubicación en "googlemaps©":

Terminado, incorporado a la página y subido a la red el 21/09/2014. nº 129. vec2014©


SUBIR