Cementerio Municipal
Canillas de Aceituno (pueblo)

Volver al InicioTodas las Rutas. Canillas de AceitunoVolver a la Ruta de los CementeriosRutas por MunicipiosIr a Todas las RutasIr al DirectorioIr a BibliografiaIr al DiccionarioContactar con el Administrador




Foto 1 Esta sencilla necrópolis no tiene mucha antigüedad, es cierto, pero para nosotros posee toda la importancia que un lugar así pueda ofrecer, ya que traslada a la arquitectura el pensamiento humano sobre el orden de la muerte, es decir, nos habla de cómo entendemos el hecho de morir y de qué trascendencia posee para los vivos, que son al fin y al cabo los que las construyen. El cementerio municipal de Canillas de Aceituno, todo pintado de blanco y con planta rectangular, se abre, o mejor, da paso al interior mediante dos pequeñas construcciones de planta rectangular y cubierta a dos aguas, dispuestas en paralelo, que reproducen cualquier sencilla vivienda rural. Se muestran al exterior por su lado estrecho, resaltando en el molduraje la triangularidad de su paramento superior, que imita un frontón, ahuecado mediante sendos óculos también moldurados, bajo los que se dispone un vano semicircular, con jambas y arco igualmente resaltados (foto 1). Entre ambas construcciones se sitúa una sencilla pero hermosa reja de hierro, encajada entre dos muretes rematados con planos listeles
(foto 2), que dan acceso a un pequeño pasillo, no cubierto, donde encontramos sendas puertas del mismo material que la verja, terminadas mediante arco rebajado que permiten la entrada al interior de los mencionados edificios (foto 3). El pasillo se abre a la necrópolis, propiamente, mediante un gran arco rebajado, con los intradós y extradós exentos y paralelos, y con una señalada línea de imposta (foto 4). La gran cerca blanca de cal domina todo el perímetro del lugar, donde el terreno ofrece una ligera pendiente (foto 5) entre la que se distribuyen bloques de nichos de cuatro pisos, paralelos entre si y algunos perpendiculares, todos con techo de teja. Los mencionados nichos se adornan mediante clásicos frontones triangulares, curvados, adintelados, con columnitas, floreros con coloridos y pequeños ramos, etc. utilizándose la bicromía blanco-negro para las lápidas (foto 6). Sólo hay una sepultura individual construida con ladrillo, revestida de azulejos y cal, de sencillas formas (foto 7), que destaca sobre el conjunto tanto por ser la única existente como por estar situada junto a la descuidada zona ajardinada (foto 8), jalonada ésta por alguna esculturita de ángeles sufrientes (foto 9).

Foto 2     Foto 3
            Foto 2                                                                       Foto 3

Foto 4     Foto 5
Foto 4                                                         Foto 5

Foto 6     Foto 7
Foto 6                                                                                   Foto 7

Foto 8     Foto 9
          Foto 8                                                                      Foto 9


Acceso. Tiene alguna complicación. Se encuentra al noroeste del pueblo, en una ladera fuera del núcleo antiguo. Si entras por la carretera MA-125, desde el oeste, una vez en Canillas, dejarás a la derecha un colegio y un poco más adelante, a la izquierda tomarás la Cuesta de los Picachos, que también lleva al campo de fútbol. Antes de subir por la mencionada cuesta puedes ver la cercana Ermita de la Virgen del Carmen. Comienza la subida y giras por la primera calle a la derecha que, insistimos, lleva al campo de fútbol. Continúas subiendo y en la siguiente bifurcación coges el camino de la izquierda que sigue llevando al campo de fútbol (hay carteles que lo indican). Continúa el ascenso. Un poco más adelante la via ofrece un giro brusco a la izquierda y un poco más arriba a la derecha. Allí se erige nuestro cementerio. Parece que está abierto la mayor parte del tiempo. Para aseguraros llamad antes al Ayuntamiento al 952518000.

Conservación. Museografía. Didáctica. En la actualidad se encuentra en uso, por lo que su estado de conservación es óptimo, tanto las construcciones de la entrada, los elementos fabricados en hierro como la cerca, los bloques y nichos y el pequeño jardín, éste algo abandonado. No tiene una gran historia detrás, pero sí resulta digna de admiración su sencillez constructiva, la utilización de los materiales, que se han sabido unir, fundir mejor, con el entorno semiurbano. Es un ejemplo a seguir por otras necrópolis, ya visitadas en este viajerosencortomálaga, y cuyas rompedoras arquitecturas, efectivamente, destrozan lo que de armoniosa integración pudieran haber tenido en el pasado con el resto del paisaje urbano.

Ubicación. Coordenadas U.T.M.:
30 S
403326,56 m E
4081717,77 m N

Ubicación en googlemaps©:



Terminado, incorporado a la página y subido a la red el 07/10/2014. nº 132. vec2014©

SUBIR