rutadelasiglesias

Iglesia de San Pedro Apóstol
Cártama (pueblo)

Volver al InicioTodas las Rutas. CártamaIr a la Ruta de las Iglesias y ConventosRuta de las Iglesias y Conventos. Cártama (pueblo)Ir a la Ruta del MudéjarIr a la Ruta del GóticoIr a la Ruta del RenacimientoIr a la Ruta del Siglo XIXRuta del Siglo XIX. Cártama (pueblo)Ir a la Ruta de las Casas PintadasRuta de las Casas Pintadas. Cártama (pueblo)Ruta del AguaRuta del Agua. Cártama (pueblo)Rutas por MunicipiosIr a Todas las RutasIr al DirectorioIr a la BibliografíaConsultar DiccionarioIr a Contacto

 

Foto 1La construcción de la iglesia comenzó en 1502, levantándose sobre el solar de una mezquita preexistente, a la par que otras muchas parroquias de la Sede Malagueña, erigidas por iniciativa del Arzobispo de Sevilla don Diego de Deza, y a instancia de la Reina Isabel, patrona de todas ellas. La mayor parte de la estructura que nos ha llegado pertenece a esta primera etapa constructiva, por lo que el edificio posee elementos inscribibles tanto en el estilo gótico, como en el renacentista y el mudéjar, al ser el siglo XVI, y sobre todo su primera mitad, una época de transición en el que el nuevo estilo importado de Italia fue imponiéndose no sin dificultades frente al gótico, que desde el siglo XIII había sido utilizado por la Iglesia y la aristocracia para el ennoblecimiento de sus edificios.

De silueta alargada (foto 1), apenas destaca en el exterior el cúbico volumen del presbiterio, y por supuesto la torre. Aunque en la actualidad se encuentre pintada de blanco, originalmente lucía cajones de mampostería entre verdugadas y esquinas de ladrillo, de clara influencia mudéjar. De este estilo son los canecillos de doble nacela del presbiterio, y los ladrillos dispuestos a corriente en la nave mayor (foto 2).

La portada principal se sitúa en un lateral (Lado del Evangelio), en su centro. Se trata de una obra renacentista, realizada en piedra, con todos los elementos decorativos que definen el estilo: arco de medio punto con despiece de dovelas, línea de imposta marcada decorada con paneles de grutescos, entre pilastras cajeadas sobre basamentos no muy altos, con óculo central, capitel compuesto y entablamento algo volado.

Foto 2     Foto 3
              Foto 2                                                                       Foto 3


Foto 4Foto 4aLa torre ha constituido la gran sorpresa tras las restauraciones llevadas a cabo hace pocos años, al ser despojada de innumerables capas de cal y descubrirse que estaba adornada con arquitectura fingida pintada en sus tres cuerpos, con una rica policromía donde destacan los tonos rojos, ocres y amarillos. Así en el primer cuerpo se representa un paramento de cantería donde se ha buscado el volumen, concretamente sillares almohadillados, en los otros dos cuerpos éstos se limitan a las esquinas y son planos, de mayores dimensiones los del segundo que los del tercero, y con colores más vivos estos últimos (foto 4). Remata el conjunto pictórico un friso con motivos vegetales muy estilizados en cada uno de sus cuatro lados. La torre queda terminada mediante un espigado chapitel y remate con copa en cada esquina. Es muy interesante el cartel pintado que aparece en el primer cuerpo, que dice: "Se hizo esta torre año 1824", fecha muy tardía para este tipo de prácticas artísticas, que nos hace pensar en la influencia plástica que tuvo la construcción del imponente Palacio de la Aduana en Málaga, ya que, como sabemos, este tipo de sillar almohadillado fue utilizado para otras construcciones de la época, como el edificio de la Alameda Principal nº 18, hoy sede administrativa.

En el muro exterior de los pies de la iglesia, en la calle El Viento, se adosa una fuente llamada de la Iglesia o del Pilar Bajo que servía para abastecimiento general del pueblo, y cuya historia se remonta al siglo XVI. De aquella fuente y de las reformas que sufriría con posterioridad no queda nada, ya que la actual se ha construido recientemente. Consta de una pila, frontis con azulejos y ladrillo, y remate de tejas a la manera de un guardapolvos. En el centro de la composición se ha dispuesto una imagen de la Mater Dolorosa, del mismo modo realizada con azulejos (foto 4a).


El interior posee tres naves con pilares cruciformes, que sostienen arcos apuntados señalados mediante moldura y adorno en la clave, rodeados de alfiz, manifestaciones de un estilo tardogótico muy sencillo, escasamente representado en la provincia por razones obvias (fotos 5 y 6) .

La nave central, más alta que las laterales, se cubre con armadura de par y nudillo, cuyo almizate, o sección plana entre los faldones, debió estar decorado con lazo, pero del que apenas quedan tres estrellas de ocho puntas junto al faldón de los pies, unido éste a los laterales mediante limas mohamares y cuadrales (fotos 7 y 8). Las armaduras de las naves laterales son de colgadizo.

Foto 5     Foto 6 
Foto 5                                                                 Foto 6                   

Foto 7      Foto 7
Foto 7                                                           Foto 8


Foto 9El presbiterio tiene planta cuadrangular y testero plano, que se separa de la nave central por medio de un arco toral apuntado (foto 5), elevado mediante gradas, y cubriéndose con una armadura octogonal de decoración ataujerada, donde sólo se ve el lazo, no la estructura interna sustentante, y bicolor, al utilizar una segunda madera de tono dorado, incrustada sobre la principal. Su base es un cuadrado, cuyos ángulos se cortan para formar un poligono de ocho lados, siendo decorada con lazos de a diez, así como por piñas de mocárabes en el almizate (fotos 9 y 10).

A los pies se sitúa el coro que posee armadura de alfarje, plana sin decoración de lazo, y un alicer o friso con grutescos renacentistas de yeso, material muy poco usado en la arquitectura mudéjar malagueña. Entre sus jácenas se disponen tablas con decoración de estrellas de ocho puntas en madera también dorada, reforzando el fuerte bicromatismo que pudo contemplarse en esta iglesia con todo su esplendor durante el siglo XVI. Cinco gruesas zapatas lo sujetan, también con menuda talla renacentista, cerrándose el coro mediante balaustrada (fotos 11 y 12).

Su patrimonio mueble sufrió grandes pérdidas en 1936, aun así podemos destacar interesantes esculturas como el Crucificado de la capilla mayor, de comienzos del siglo XX. Dentro de una hornacina, en el lado del Evangelio, un Nazareno de vestir del siglo XVIII. El altar donde se cobija esta pieza está recubierto por azulejos sevillanos (foto 13). Del mismo modo mencionamos otras figuras como una Dolorosa, también de vestir, y un San Antonio, modernos; en la nave de la Epístola un Sagrado Corazón y un Ecce-Homo en madera policromada, asimismo recientes. La iglesia cuenta con una capilla reservada para la Virgen de los Remedios cuando baja al pueblo desde la ermita del mismo nombre, a la que acoge en un tabernáculo de plata de factura moderna, y que permanece allí desde el día 22 de abril hasta el primer domingo de junio.

Foto 10     Foto 11
Foto 10                                                                                   Foto 11

Foto 12     Foto 13
              Foto 12                                                                   Foto 13


Bibliografía consultada. En Ruta Mudéjar, ver: (002) y (004); en la Ruta de las Casas Pintadas, ver: (001); paneles informativos situados delante de la iglesia; web: www.conocetusfuentes.com.

Acceso. Es muy fácil. Se ubica en la plaza de la Constitución, en pleno centro histórico, muy cerca del comienzo de la subida a la ermita de Nuestra Señora de los Remedios y al Castillo. El horario de misas en invierno es a las 19:00 horas todos los días, y los festivos a las 11:30 horas. Los veranos, diarias a las 20:00 horas y a las 11:30 horas los festivos. Para más seguridad consultad al teléfono de la parroquia 952422217.

Conservación. Museografía. Didáctica. El estado de conservación es bueno tras la restauración a la que se sometió hace no muchos años. Lo mejor fue la consolidación de sus techumbres mudéjares y sobre todo el descubrimiento de las pinturas en la torre. Lo peor, la pérdida de pátina, del encanto que el tiempo había vertido sobre ella, y que no se ha respetado. Lo hemos dicho en varias ocasiones. Se están aplicando técnicas de albañilería actuales para antiguos edificios donde se utilizaron otras muy diferentes, y que el paso del tiempo ha transformado. Hay que respetar esa evolución. Este problema, cada vez más palpable, debe ser solucionado, mediante la contratación de empresas de restauración que utilicen sistemas respetuosos con los paramentos originales del inmueble en el que se va a trabajar, auténticos profesionales, profundos conocedores del patrimonio. En cuanto a la información que se ofrece, constatamos la existencia de dos paneles informativos exteriores, con una literatura para nuestro gusto demasiado simplista, y con algunos errores que deben ser corregidos de inmediato, como decir que los arcos de las naves son de medio punto.

Ubicación. Coordenadas U.T.M.:
30 S
354263,72 m E
4063937,11m N  

Ubicación en googlemaps© (01. Iglesia de San Pedro Apóstol. Cártama (pueblo). Icono de color rojo):

Terminado, incorporado a la página y subido a la red el: 15/01/2015. nº 148. vecmalaga.2015©

SUBIR