Cementerio de San Sebastián
Casabermeja (pueblo)

Volver al InicioTodas las Rutas. CasabermejaVolver a la Ruta de los CementeriosRuta Cementerios. Casabermeja (pueblo)Rutas por MunicipiosIr a Todas las RutasIr al DirectorioIr a BibliografiaDiccionarioContactar con el Administrador

 

Foto 1El Cementerio de San Sebastián se ubica al noreste del pueblo de Casabermeja, en el llamado cerrillo de San Sebastián, lugar algo alejado tanto del núcleo de población como de las zonas de cultivo, y además bien ventilado (foto 1). Inicialmente fue el lugar de enterramiento de la gente más humilde hasta que en 1805 se generalizó su uso, iniciándose la construcción de las nicheras. Su desarrollo fue excepcionalmente temprano en el tiempo, pues las autoridades locales acataron rápidamente la nueva legislación que prohibía los enterramientos en el interior de las iglesias. Las lápidas más antiguas que se conservan están expuestas junto a la ermita, como una de perfil cuadrangular realizada en mármol de 1828 (foto 2) y otra de medio punto de 1843 (foto 3).

La entrada está construida a modo de portada, con volúmenes simples y coronada por frontón (foto 4). A partir de ella se abre un atrio, con una logia a cada lado, separadas entre si formando una "V", adinteladas y sostenidas por pilares (foto 5), cerrando el fondo la ermita de San Sebastián, la cual posee entrada en arco de medio punto bajo un frontón partido con óculo y espadaña, sin más elementos decorativos (foto 6). Esta zona, excepto la capilla que sólo fue restaurada, se construyó a finales de los años 80 y principios de los 90 del siglo XX. Cercanos a la ermita se levantan algunos mausoleos, escasos, aunque de imaginativa arquitectura (foto 7).

Foto 2     Foto 3     Foto 4
Foto 2                                                  Foto 3                                                           Foto 4      

Foto 5     Foto 6      Foto 7
  Foto 5                                                   Foto 6                                            Foto 7


Foto 8Lo realmente importante y más original de este cementerio, tanto desde el punto de vista de la estructura individual como del conjunto, son sus nichos llamados localmente nicheras. Es en la zona oeste del cementerio donde se ubican los más antiguos, presentando sus remates una gran variedad de formas (foto 8). De planta rectangular, se encuentran adosados unos a otros (foto 8 y 9) y cubiertos con bóvedas de medio cañón trasdosadas (foto 10). Sólo presentan decoración en la zona frontal donde se disponen las portadas que se estructuran en dos cuerpos (foto 11). La parte baja consta de una puerta de acceso a la bóveda, en forma de arco de medio punto y cerrada mediante una reja de hierro forjado, distintas unas de otras, lugar por donde se introduce el féretro. El cuerpo superior realza el conjunto, colocándose en una zona intermedia de éste una lápida que se protege con una puerta de vidrio o barrotes, coronándose el conjunto con frontones que adoptan las más diversas soluciones, acercándose o alejándose de modelos clásicos, formas derivadas del semicírculo, perfiles escalonados, etc., algunos incorporan pilastras, columnas, moldurajes, en una inagotable carrera por diferenciarse del vecino y constituyendo junto con su trasera, que señala su perfil y el trasdós semicircular de los nichos, los elementos con más potencia plástica (foto 12), sin olvidar el monócromo y cegador blanco de la cal que impera en casi todo el conjunto, haciendo de este cementerio un lugar imprescindible para la visita (foto 13). Los frontones se rematan con una cruz de hierro forjado. La pavimentación de la mayor parte de las calles se realiza con cantos rodados o con barro y ladrillo (foto 14).

Foto 9     Foto 10     Foto 11
   Foto 9                                                          Foto 10                                                       Foto 11  

Foto 12     Foto 13     Foto 14
  Foto 12                                                        Foto 13                                                       Foto 14       


En la zona sur junto a la ermita, aún quedan enterramientos individuales a pie de tierra, los más antiguos y humildes, dispuestos irregularmente y cubiertos mediante acumulación de piedras de pizarra, pintándose con blanca cal, lo que le confiere además de ese aspecto primitivo, una gran belleza plástica (foto 15) . Estas tumbas, donde también hay algunas más clásicas de tipo tumular individual, se rodean de bloques de nichos de tres pisos bajo tejado, de más reciente construcción. Otros bloques se rematan con frontones de formas variadas y fantasiosas, más acordes con el conjunto. De todas formas, y afortunadamente, este ejemplo no cundió y las ampliaciones del cementerio se han hecho respetando las formas básicas de los nicheras originales adosadas, actuaciones que han permitido ampliar el conjunto sin romper su unidad.


Acceso. Para llegar, te situas a los pies de la principal iglesia de Casabermeja, la de Nuestra Señora del Socorro. Allí comienza la calle San Sebastián que tiene sentido descendente. La tomas y al final de la misma te encontrarás el cementerio de San Sebastián. Frente a su entrada se encuentra la cisterna romana. Hay señalética vertical que indica el camino. El horario de apertura es de 10 de la mañana a 6 de la tarde. En verano de 10 a 20 horas.

Conservación. Museografía. Didáctica. Al ser un monumento vivo, goza de las ventajas de estar permanentemente cuidado. En ello no parecen apreciarse aún peligros. Desde luego lo peor es el nuevo atrio de la entrada, y la restauración, o algo peor, de la ermita. Aquél con una arquitectura funcional, fría y que pretende acercarse a la arquitectura popular, sólo porque todo se pinta de blanco, resultando una arquitectura con "sabor a bungalow" o a urbanización costera, muy en la línea de los años ochenta del siglo XX. En cuanto a las zonas más antiguas, la conservación es impecable. Esto incluye a la globalidad de los nichos, antiguos y menos antiguos. De todas formas detectamos en la zona de los bloques una especial dificultad para poder caminar razonablemente, sin demasiados riesgos, aunque hemos observado que se están haciendo trabajos para mejorar este aspecto. No estamos en nada conformes con que las lápidas más antiguas que se conservan se muestren a la intemperie, sin ningún tipo de protección. Deben mostrarse bajo techo, y para eso la ermita es ideal. Hay cartelería que avisa a los propietarios y usuarios en general sobre cómo deben utilizar los servicios disponibles, así como la advertencia de que para cualquier obra de reforma en los nichos se consulte previamente con el Ayuntamiento, al ser un lugar de una belleza especial. Echamos de menos un poco de información histórico-artística, dado que el lugar de lo uno y de lo otro tiene bastante.

Ubicación. Coordenadas U.T.M.:
30 S
372982,94 m E
4084162,06 m N

Ubicación en googlemaps©:

Terminado, incorporado a la página y subido a la red el 22/12/2013. vec©


SUBIR

/