Depósito de Agua Romano Cortijo del Cerro
Casarabonela (t.m.)
Volver al InicioTodas las Rutas. Casarabonela.Volver a la Ruta de RomaRuta del AguaRuta del Agua. CasarabonelaRutas por MunicipiosVer Todas las RutasIr al DirectorioIr a la BibliografiaConsultar el DiccionarioContactar con el Administrador

 

Foto 1El yacimiento, próximo a la población de Casarabonela, toma su nombre de un cortijo cercano, asentándose sobre una llanura de cultivo. Entendemos que la actividad agrícola ha podido afectarle, pues sólo son visibles restos en la periferia del lugar objeto de observación. Entre éstos destacan al menos cuatro estructuras murarias relacionadas entre sí. En las dos primeras, las situadas en el extremo noroeste del lugar, el alzado dibuja el arranque de una forma abovedada (fotos 1 y 2), utilizándose para su construcción opus caementicium, con mampostería de mediano tamaño, y recubierto por un fino e impermeabilizante opus signinum (foto 3). La tercera estructura, muy cercana a las anteriores, en su lado sur, está realizada con opus caementicium, mezclado también con mampostería, formando un túmulo y un muro, muy deteriorados, junto a los que yacen sueltos gran cantidad de mampuestos y restos de cerámica, resultado del proceso de desmembramiento producido por la erosión (foto 4). Por último, la cuarta estructura, en parte enterrada en la tierra, está realizada del mismo material que la anterior, pero sin mampostería, y posee forma rectangular, es alargada y de faz plana (foto 5). Como hemos mencionado, las dos primeras estructuras se componen de Opus Caementicium y de Opus Signinum. El muro forma un ángulo convexo, pudiendo responder a alguna construcción destinada, en principio, a almacenamiento o depósito de agua. Lo descrito se puede observar muy claramente sobre todo en el paramento de mayores dimensiones (foto 1). El segundo lienzo, más deteriorado, también insinúa la misma inclinación (foto 2). Las otras dos estructuras no permiten una lectura tan clara sobre su función. Además de estos rígidos paramentos, los responsables del terreno han amontonado material en la periferia del lugar para limpiar el terreno: piedras de distinto tamaño y cerámica, materiales que posiblemente formarían parte del complejo. Entre éstos destacan dos cilindros de contrapesos de prensa olearia tardorromana (foto 6), de considerable tamaño, uno de ellos en mejor estado de conservación (foto 7), lo que hace pensar quizá en otra finalidad para las bóvedas antes mencionadas, o en un torculario cercano, cosa nada extraña, dada la gran antigüedad en la tradición del cultivo del olivo en esa zona y la importancia que éste tenía dentro del Imperio Romano.

Foto 2     Foto 3     Foto 4
Foto 2                                                         Foto 3                                                            Foto 4

Foto 5     Foto 6     Foto 7
     Foto 5                                                           Foto 6                                                 Foto 7


Bibliografía consultada. Se trascribe información facilitada por el Plan General de Ordenación Urbanística de Casarabonela en su Anexo III, Carta Arqueológica de Julio de 2008.

Acceso. El acceso es bastante fácil. Si sales de Casarabonela, por la carretera A-7275, hacia el sureste, que conecta con los pueblos del Valle del Guadalhorce y otros, en seguida pasarás por el Jardín Botánico de Cactus y Otras Suculentas, y a unos 300 metros encontrarás el desvío hacia la derecha para la carretera A-354 hacia Alozaina. Recorres 1,5 kilómetros. Poco antes, deberás ver a la derecha una estructura adintelada, grande y blanca, de acceso a alguna finca, y a escasos metros más hacia delante, a la izquierda, una pequeña fábrica agrícola, rectangular y con tejado verde a doble agua. Tras ellos observarás una pista de tierra a la izquierda. La tomas y a escasos 100 metros encontrarás a la derecha una caseta para el agua y otra pequeña edificación. Detrás de la caseta se encuentra el yacimiento. Ve con cuidado, pues el suelo es muy irregular, pero esta circunstancia no se percibe por la gran cantidad de matorral. Si ves a un señor mayor pregúntale si se llama Antonio, y que por favor te enseñe los restos. No olvides decir que los conociste por viajerosencorto.

Conservación. Museografía. Didáctica. El yacimiento se encuentra completamente olvidado por todas las instituciones. Las políticas y las que no lo son. Junto a una zona de cultivo, sufre el continuo proceso de destrucción de este tipo de yacimiento que tienen la desgracia de encontrarse con una explotación agrícola. Es necesaria su urgente expropiación, así como su excavación y puesta en valor. Estamos seguros de que debajo de esa tierra persisten estructuras romanas que nos mostrarían el significado real de los escasos muros que hoy en día se pueden observar. La existencia de los contrapesos de prensa olearia demuestran la complejidad industrial del lugar. Este hallazgo fue posible gracias al impagable conocimiento del terreno de un jubilado llamado Antonio que inmediatamente se ofreció a enseñarme el terreno y los materiales más interesantes que en él se desperdigaban. También me contó cómo las piedras se habían removido de su lugar de origen y de que de vez en cuando algún interesado se acercaba por allí preguntando por un antiguo yacimiento romano. Gracias Antonio.

Ubicación. Coordenadas U.T.M.:
30 S
336898,68 m E
4070511,60 m N

Ubicación en googlemaps©:


Terminado, incorporado a la página y subido a la red el 26/08/2014. nº 124. vec2014©

SUBIR