rutaprincipalrutadefensas
Castillo-Cementerio y Aljibe. Torres Tahona y Tahoncilla
Comares (pueblo)
Volver al InicioConsultar la Ruta de las DefensasRuta de las Defensas. Comares (pueblo)Consultar Ruta de Al-ÁndalusRuta Al-Ándalus. Comares (pueblo)Consultar la Ruta de los CementeriosConsultar la Ruta del AguaRuta del Agua. Comares (pueblo)Ir al DirectorioIr a BibliografiaIr al DiccionarioContactar con el Administrador


Foto 1Enclavada en la cima de una montaña a más de 700 metros de altitud, desde Comares se domina visualmente la práctica totalidad del territorio axárquico, demostrándose como un enclave estratégico de gran importancia (foto 1). Durante la ocupación islámica se vinculó desde el principio con la causa de Ibn Hafsun, enfrentándose así al califato cordobés a lo largo de los siglos IX y X. En 1286 pasa a pertenecer al reino nazarí de Granada. En 1462 y debido a la presión militar de los castellanos, Comares se convierte en taha o comarca, de marcado carácter militar, que contó con cuatro alquerías subordinadas: Almáchar, Benamargosa, Cútar y El Borge.

Comares fue siempre un poblado amurallado, pero también un hisn o castillo-refugio, que daba amparo al conjunto de alquerías de menor entidad que la circundaban ante el temor de un posible ataque de los ejércitos cristianos. Su mayor expansión se llevó a cabo en la segunda mitad del siglo XIII, cuando se convierte en frontera con los castellanos, llegando a ser cabecera de comarca o taha. Parece que es en este momento cuando surge la Alcazaba o fortificación-ciudadela, ubicada junto a la ciudad pero independiente de ella, al mismo tiempo que continúa ejerciendo funciones de hisn, reforzándose las murallas de la propia Comares, y convirtiéndose junto con los baluartes de Bentomiz y Zalía en el eje occidental para la defensa del reino nazarí.

Foto 2Castillo. Poco nos ha llegado de la Alcazaba y de las murallas que rodeaban el pueblo. Dentro de lo que fue el recinto principal, y que hoy es el cementerio, destaca la torre llamada Tahona. Tiene planta cuadrangular y unos diez metros de altura. Su base es de mampostería, bien alineada, alternando sin excesiva regularidad con hiladas de ladrillo, sobre la que se levanta un cuerpo de tapial donde son visibles aún los restos de los mechinales (foto 2). También se conserva otra torre que formaría parte de la muralla del pueblo, llamada Tahoncilla, más pequeña, de planta cilíndrica, construida a base de mampuesto y ladrillo (foto 3). Existen otros fragmentos dispersos de la muralla del recinto principal, escasos, pero que nos dan una idea del aspecto que pudo haber tenido, compuestos por tapial con trozos de mampuesto entre llamativas hileras de ladrillo rojo (foto 4).

Aljibe. Se encuentra bien conservado. Está situado en la explanada que actualmente ocupa el cementerio, dentro del recinto de lo que fue la Alcazaba y que sirvió para la supervivencia de los defensores en caso de asedio. Subterráneo, tiene planta rectangular, cubriéndose con bóveda de cañón (fotos 5 y 6).

Foto 3     Foto 4
Foto 3                                                                  Foto 4                  

Foto 5     Foto 6
             Foto 5                                                                      Foto 6


Foto 7Cementerio. Ante la carencia de terreno llano, el cementerio fue trasladado desde la Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación y emplazado en el interior del castillo hacia la segunda mitad del XIX, cumpliendo con más de medio siglo de retraso con el mandato de Carlos III sobre enterramientos. Los nichos más antiguos, por lo demás escasos, se insertan en la tradición axárquica de arco de medio punto y bóveda trasdosada. En la actualidad, la mayoría están vacíos y tapiados, aunque algunos conservan lápidas de cierta antigüedad. Sabemos por una fotografía publicada en la Revista Jábega nº 9, del año 1975, página 45, dentro del artículo "Los cementerios de la provincia de Málaga", firmado por Pilar García Millán, de la existencia de bloques completos con nichos semiciculares. De su casi inexistencia en la actualidad, se deduce que éstos fueron sustituidos por los actuales bloques de cinco pisos, algo difícilmente explicable para cualquiera que ame su historia. Además de estos bloques, posee algún mausoleo, sepulturas individuales, y en una de ellas, un relieve esculpido de la Virgen, en el centro de una cruz de mármol, de buena factura.

Foto 9     Foto 9
              Foto 8                                                                      Foto 9


Bibliografía consultada. En Ruta de los Cementerios, ver: (002); en Ruta de las Defensas: ver: (011), (012) y (013); en Ruta de Al-Ándalus: ver: (014).

Acceso. Es muy fácil. Desde el acceso sur a Comares (carretera de Benamargosa) entramos en la plaza de la Axarquía. Por los callejones situados a su derecha (está señalizado) llegaremos rápidamente a la Tahona y al cementerio. La Tahoncilla está en el extremo noroeste del pueblo, junto al nº 5 de la calle popularmente llamada de La Muralla, cerca del tanatorio municipal.

Museografía. Conservación. Didáctica. En la actualidad todo el conjunto se encuentra en uso. El cementerio por razones obvias, el castillo se ha ajardinado, pudiendo pasear por los alrededores, y el aljibe es visitable. El cementerio sufrió grandes destrucciones durante el siglo XX, simplificando su arquitectura mediante bloques que han sustituido las magníficas sepulturas trasdosadas tan características del entorno axárquico, por lo que se impone una vigilancia extrema para que ni uno sólo de los pocos nichos originales que aún quedan puedan "actualizarse". El castillo debería ser consolidado, sobre todo en las zonas de tapial, tanto en la tahona, como en los escasos restos de muralla. En cuanto a la Tahoncilla, se impone su restauración urgentísima, ya que su base está muy desmochada, de lo contrario desaparecerá en poco tiempo. Asimismo, serían necesarias excavaciones arqueológicas sistemáticas no sólo dentro del recinto del castillo, sino en la parte más antigua del pueblo que estuvo rodeado por muralla. El aljibe es el único elemento dentro del castillo que ha sido recuperado y es visitable. En resumen, se debe cuidar con esmero lo conservado, investigar tanto el subsuelo como las fincas antiguas conservadas, así como su vigilancia. Digo ésto porque en Comares son bien visibles las destrucciones voluntarias de antiguas viviendas y posteriores sustituciones por una arquitectura blanca carente de autenticidad.

Ubicación. Coordenadas U.T.M.:
Para el Castillo-Cementerio y Aljibe:
30 S
388930,36 m E
4078932,16 m N

Para la Tahoncilla:
30 S
388517,91 m E
4078853,63 m N

Ubicación en googlemaps© (01. Iconos rojos):

 

Terminado, incorporado a la página y subido a la red el 05/07/2015.nº 170. vecmálaga©

SUBIR