tituloprincipalrutagua
Noria de la Aceña
Cuevas de San Marcos (t.m.)
Volver al InicioConsultar Ruta de la Arquitectura del HierroConsultar Ruta del AguaConsultar la Ruta de la IndustriaIr al DirectorioIr a BibliografiaIr al DiccionarioContactar con el Administrador


Foto 1A lo largo de su largo trayecto, el rio Genil, principal afluente del Guadalquivir, posee una ribera salpicada de norias, cuyos inicios se remontan al período andalusí. De la Noria de la Aceña (foto 1) sabemos, por referencias documentales, que ya se encontraba en activo en el último cuarto del siglo XVIII, y que se dedicó tanto al aprovechamiento hidráulico como a la fabricación de harina. Del molino de harina quedan sus restauradas y consolidadas ruinas, realizadas con mampostería y ladrillo, donde aún podemos observar el caz por donde entraba el agua (foto 2), los cubos por los que ésta pasaba a presión, los cárcavos (foto 3) con su característica arquería en la que se producía la puesta en marcha del rodezno y de toda la maquinaria necesaria y el socaz por donde el agua se evacuaba. La primera noria, que mediante el uso de técnicas derivadas de la teoría de los vasos comunicantes transportaba agua para riego, era de madera, hasta que en los años treinta del siglo XX fue sustituida por una de hierro, que es la que hoy en día podemos contemplar, donde son visibles las palas planas para que el agua empuje la noria, los cajones cuya función es llenarse del líquido elemento durante el giro de la rueda (foto 4), los canales de transporte hasta el cubo, así como los cubos exteriores, por donde aquélla, ya fuera de la noria, corría igualmente por canales para finalmente regar las huertas (foto 5).

Foto 2     Foto 3
Foto 2                                                                                    Foto 3   

Foto 4     Foto 5
Foto 4                                                                                      Foto 5  


Cómo llegar. Es muy fácil. Desde Cuevas de San Marcos tomas la carretera que se dirige a Cuevas Bajas (A-7300 o MA-202). Pocos metros después del km. 2 encontrarás una señal a la derecha que indica dirección a la Ribera del Genil y a la Noria de la Aceña. Tomas el carril. Es estrecho pero está asfaltado. No corras porque te puedes encontrar con tractores. Después de casi 1 km. el carril acaba. Giras a la izquierda por un nuevo carril, está vez sin asfaltar, pero en buen estado, al menos cuando nosotros fuimos. De todas formas ve despacio para evitar sorpresas. A algo más de 2 km. encontrarás la noria y escucharás el estruendo del bravo río Genil.

Museografía. Conservación. Didáctica. Restaurada hace unos pocos años, en la actualidad se encuentra en buen estado de conservación y bien musealizada. Existe información no sólo de la historia de la noria, de su funcionamiento y características, sino también de la flora y fauna de la ribera del río Genil, así como del patrimonio histórico-artístico de la zona.

Ubicación. Coordenadas U.T.M.:
30 S
370458.54 m E
4124537.93 m N

Ubicación en googlemaps©:


 

Terminado, incorporado a la página y subido a la red el 10/07/2015. nº 172. vecmálaga©

SUBIR