Iglesia de San Juan Bautista
Málaga (ciudad)

Volver al InicioTodas las Rutas. MálagaIr a Ruta de las Iglesias y ConventosRuta de las Iglesias y Conventos. Málaga (ciudad)Ir a la Ruta del BarrocoIr a la Ruta del Barroco. Málaga (ciudad)Ir a la Ruta MudéjarIr a la Ruta Mudéjar de la Ciudad de MálagaIr a la Ruta de las Casas PintadasIr a la Ruta de las Casas Pintadas. Málaga (ciudad)Ir a la Ruta de los CementeriosIr a la Ruta de Cementerios de Málaga CiudadRutas por MunicipiosIr a Todas las RutasIr al DirectorioIr a la BibliografiaConsultar el DiccionarioContactar con el Administrdor

 

Foto 1San Juan Bautista. La iglesia que hoy podemos ver es el resultado de siglos de construcción, destrucción y reformas. En 1535 se terminó de levantar en estilo gótico final, con elementos mudéjares y arcos apuntados sobre pilares, un primer templo que constaba de dos naves. En 1554 se amplía la nave central con pilares y arcos de medio punto, cubriéndose ambas naves con armaduras mudéjares, además de tribuna a los pies. A principios del siglo XVII ya contaba con una tercera nave y capilla mayor. Pero en 1680, un fuerte terremoto causó grandes daños, lo que obligó a una profunda remodelación que se prolongó a lo largo de todo el siglo XVIII, construyéndose el edificio que ha llegado hasta nuestros días. En el siglo XIX se concluyó la cabecera. El siglo XX resultó intensamente destructivo para el templo, con inundaciones, asaltos vandálicos, guerras. Su imagen barroca y sus espacios devocionales han sido recuperados en los últimos años, intentándose reconstruir, dentro de un estilo acorde con el conjunto, tanto patrimonio destruido absurdamente, tratando de devolverle el esplendor de antaño, con nuevos retablos y esculturas de acentuado neobarroquismo.

Foto 2Es la gran torre (foto 1) y los diversos paramentos con pinturas, los dos elementos que identifican perfectamente su exterior. La primera torre con la que contó se terminó de construir en 1543, aunque el mencionado terremoto de 1680 la derribó, reedificándose lentamente a lo largo de todo el siglo XVIII sobre los pies de la iglesia, en el lado de la Epístola, una elevada torre cuadrada de cuatro cuerpos (foto 2), que se convirtió también en entrada al templo formando un amplio pórtico abierto con arco de medio punto y cubierto con bóveda elíptica (foto 3). El material utilizado en el primer cuerpo es la piedra arenisca, a base de sillares almohadillados y pilastras cajeadas en las esquinas que sostienen un volado entablamento (foto 4). Los restantes cuerpos se construyen con ladrillos aplantillados, con paramentos curvos también entre pilastras cajeadas, notable entablamento con gran desarrollo de las cornisas, balcones, frontones de diverso diseño, todo muy del gusto estético desarrollado en la segunda mitad del siglo XVIII (fotos 5 y 1). El conjunto se remata mediante un espigado cupulín (foto 6).

Otro elemento destacable del exterior es la portada de los pies del muro norte o lado de la Evangelio, realizada con ladrillo y compuesta de arco de medio punto entre pilastras, friso y cornisa rematada en los extremos por dos pirámides apuntadas (foto 7), muy diferente a la del lado de la Epístola, ya que sin duda recuerda la tradición mudéjar en la que el ladrillo es uno de los elementos fundamentales de construcción para los paramentos exteriores, y no sólo como elemento aislante sino también decorativo, alcanzando un gran nivel de plasticidad y fineza tanto en el conjunto como en los detalles, lo que junto al trabajo de las armaduras en el interior de iglesias y casas civiles han servido para otorgar a este arte la categoría de estilo, sin que, por otra parte, se deje de reconocer su gran capacidad de sincretismo a lo largo de los siglos con otras tendencias artísticas. Junto a la comentada portada se sitúa una capilla callejera (foto 8), fomando parte del mobiliario urbano, cuya finalidad era la difusión de la fe cristiana.

Foto 3     Foto 4     Foto 5
Foto 3                                                 Foto 4                                                Foto 5

Foto 6     Foto 7      Foto 8
      Foto 6                                                           Foto 7                                                Foto 8


Foto 9En el exterior, a excepción de la torre, se utilizaron formas arquitectónicas simples compuestas de grandes paramentos planos, decorados pictóricamente en el siglo XVIII. En primer lugar destaca el vistoso dibujo de diseño geométrico de los pies de la iglesia, que repite incansablemente y sin dejar libre hueco alguno, a modo de malla, una forma cúbica tridimensional girada 90º, con sus lados combinando el amarillo u ocre, el gris y el añil, y un ancho contorno blanco, interpretándose también como hexágonos (fotos 9 y 10).

En el muro que forma ángulo con la puerta norte se han conservado dibujos geométricos realizados mediante el contorneado de las formas, simulando un paramento con grandes sillares almohadillados y ladrillos que cubren los vanos formando ilusorios arcos adintelados (foto 11).

A la derecha de la entrada de la torre se han conservado algunos fragmentos de pintura mural de lo que podría haber sido una capilla callejera, donde destacan pilastras cajeadas que imitan el mármol, rematadas con pinjantes.

Junto a la entrada de la torre, al lado de las Cinco Bolas, hay también pinturas que presentan elementos arquitectónicos con rocallas y texturas de mármoles veteados y pilastras en las esquinas. (foto 12).

Foto 10     Foto 11     Foto 12
    Foto 10                                                           Foto 11                                              Foto 12


Foto 13Interior. La iglesia posee planta basilical, de tres naves separadas por arcos de medio punto sobre pilares rectangulares (foto 13). Se cubre la nave central con bóveda de medio cañón, arcos fajones, que la dividen en cuatro tramos, y lunetos (foto 14). Estos arcos se prolongan mediante pilastras cajeadas, por entre medio de los pilares, descansando sobre un plinto de mármol (foto 15). Por encima del entablamento y bajo los vanos cuadrangulares de los lunetos se dispone una balaustrada corrida a ambos lados de la nave (fotos 13 y 14). Esta da paso mediante un arco triunfal a la capilla mayor (foto 14) que posee testero plano y bóveda vaída en la que se inserta un casquete esférico (foto 16). El retablo que guarda es de reciente construcción y estilo neobarroco (foto 17). La dieciochesca decoración que cubre la nave se realiza mediante un sencillo pero elegante molduraje mixtilíneo y placas, mucho más denso en bóveda y lunetos donde se añaden pinjantes (foto 18). Esta actuación en el siglo XVIII ocultó la armadura mudéjar que aun se conserva bajo el embovedado. La tribuna se alza sobre el último tramo de la nave central, de balcón curvo con barandilla de hierro forjado y la típica ventana coral (foto 19). Otra tribuna, más pequeña, se levanta a los pies de la nave de la Epístola (foto 20). Las naves laterales se cubren mediante bóveda de arista entre arcos fajones, formando también cinco tramos, con elegante molduraje mixtilíneo y pinjantes (fotos 21 y 22).

Foto 14     Foto 15     Foto 16
Foto 14                                             Foto 15                                                         Foto 16          

Foto 17     Foto 18    Foto 19
Foto 17                                               Foto 18                                                     Foto 19        

Foto 20     Foto 21     Foto 22
Foto 20                                              Foto 21                                            Foto 22    


Foto 23En conjunto, y a pesar de las enormes pérdidas que ha sufrido, el patrimonio cultural mueble de este templo es considerable. A lo que se pudo conservar, se le han añadido en las últimas décadas nuevas piezas tanto escultóricas como retablísticas que han armonizado perfectamente con el conjunto, ofreciendo una rica imagen del templo (foto 23). Son ejemplo de todo ello las capillas que se disponen a ambos lados de las naves laterales, que están patrocinadas por las cofradías con sede en la iglesia (foto 24), y entre las que se intercalan altares neobarrocos dedicados a diferentes devociones (foto 25). Entre la variada ornamentación que revisten las mencionadas capillas destaca la de las Ánimas, que fue decorada en la segunda mitad del XVIII y cubierta con bóveda semiesférica sobre tambor y pechinas, con una densa decoración, emblemas de la muerte y espejos que aluden a la caducidad de la vida (foto 26). El cuerpo inferior se compone con doseles de telas encoladas, de gran efecto escenográfico (foto 27); la capilla de la Virgen de los Dolores cubierta con bóveda rectangular de aristas con guirnaldas (foto 28); la capilla del Sagrario presidida por el Cristo de la Redención; la capilla del Cristo de Ánimas de Ciegos con antecapilla y capilla cuadrada. No olvidamos otros elementos como los hermosos canceles (foto 29), la pila bautismal de mármol rojo y pie de ágata (foto 30) o el púlpito, los trabajos de rejería que limitan y adornan varias capillas (fotos 31 y 24), así como algunas lápidas (foto 32) .

Foto 24     Foto 25     Foto 26
Foto 24                                    Foto 25                                            Foto 26        

Foto 27     Foto 28     Foto 29
Foto 27                                                         Foto 28                                                        Foto 29

Foto 30     Foto 31     Foto 32
       Foto 30                                                        Foto 31                                                         Foto 32            


Bibliografía consultada. En Ruta de las Iglesias y Conventos, ver: (001), (005), (009), (011), (013), (015) y (016).

Acceso. Es muy fácil. Se encuentra en pleno centro histórico, en la calle San Juan nº 3, muy cerca de Puerta del Mar. Sus misas se celebran en invierno de lunes a sábados a las 12:00 horas y a las 18:00 h. y los domingos y festivos a las 12:00 h. En verano de lunes a sábado a las 12:00 h. y a las 19:00 h. Los festivos a las 12:00 h. Su teléfono de contacto es el 952211283. También podéis consultar la página web de la diócesis. Esta iglesia permanece abierta muchas horas a lo largo del día, por lo que es relativamente fácil visitar su interior.

Conservación. Museografía. Didáctica. La iglesia ofrece un inmejorable estado de conservación, al menos en la parte que es visible. Esto, junto a la brillantez de su decoración parietal, retablos, esculturas y otros detalles, la convierten en punto de referencia en la ciudad para la contemplación y disfrute del rico barroco dieciochesco en una de sus más felices expresiones. Desgraciadamente el edificio carece de la más mínima información histórico-artística, tanto en el exterior como en el interior, lo que limita en parte la posibilidad de comprenderlo en un sentido global. A estas alturas este hecho ya no nos debería extrañar, pero no por ello dejaremos de reivindicar una mayor conciencia de difusión en los responsables del mantenimiento y conservación de estos edificios, ya que forman parte inseparable de la historia de la ciudad y de la Historia del Arte de nuestro país.

Ubicación. Coordenadas U.T.M.:
30 S
372876,15 m E
4064803,96 m N

Ubicación en googlemaps©:


Terminado, incorporado a la página y subido a la red el: 03/04/2014. nº 105. vec2014©

SUBIR