tituloprincipalrutaconstruccionesdefensivas
Castillo de la Estrella. Iglesia. Centro de Interpretación: "Una Cruzada en el Guadalteba".
Teba (pueblo)
Volver al InicioTodas las Rutas. TebaRuta de las DefensasRuta de las Defensas. TebaRuta Al-ÁndalusRuta Al-Ándalus. TebaRuta de los MuseosRuta de los Museos. Teba (pueblo)Ruta de las IglesiasRuta del AguaRutas por MunicipiosTodas las RutasIr al DirectorioIr a Bibliografía RelacionadaDiccionarioContactar con el Administrdor


Foto 1 La presente ficha se ha realizado fundamentalmente a partir del artículo publicado en la revista Mainake por la arqueóloga M. Inés Fernández Guirado con su "Trabajos de documentación en el castillo de la Estrella. Teba." Además, hemos tenido en cuenta la información existente en la cartelería vertical del propio monumento; así como los muy interesantes folletos facilitados por el Centro de Interpretación; sin olvidar mis propias aportaciones. (En bibliografía consultada, Ruta de las Defensas: 024).

El Castillo de la Estrella se extiende sobre una superficie de unos 25.000 m2, lo que lo convierte en uno de los más grandes de la provincia, superado sólo por el de Bentomiz, en el término municipal de Arenas. Situado al noroeste de la provincia y a 600 metros de altitud, domina todo el valle que forma el río Guadalteba hasta los inicios de la serranía de Ronda, lo que justifica su interés estratégico-militar (fotos 1 y 7).

Foto 2Sus orígenes podrían remontarse al siglo X, durante el califato, aunque esta cuestión está aún pendiente de confirmación. A partir del siglo XII pudo tener funciones de hisn o refugio fortificado para la población, situación que sin duda ejerció a lo largo del siglo XIII, a partir del aumento de la inestabilidad en la frontera, alcanzando a principios de ese último siglo, ya en período almohade, las dimensiones con las que en la actualidad lo conocemos. En 1330 el castillo fue tomado por los castellanos, poniendo definitivamente fin en esta zona a la ocupación musulmana. Su interés estratégico continuó hasta entrado el siglo XV, cesando al terminar la guerra, siendo abandonado a mediados del XVII, época en la que comenzó el expolio de sus sillares. Aún servía como recinto militar a principios del siglo XIX, pues los franceses lo ocuparon para tales fines, realizando algunas reformas. Tras este episodio, continuó la situación de abandono.

Foto 3Las fábricas son variadas, como corresponde a una estructura que estuvo en uso durante unos siete siglos. En la fortaleza interior y en muchas secciones de los muros se utiliza aparejo muy regular. En una variante de éste se calzan con verdugadas de lascas de arenisca. También encontramos mampuesto muy irregular.

El perímetro de la planta es casi romboidal, adaptado al escarpado terreno. En algunos tramos (sureste) es la propia roca la que sirve de paramento. Consta de un total de 18 torres adosadas a los muros, todas cuadradas (fotos 1, 4 y 7) a excepción de una circular situada al noreste y otra octogonal albarrana al norte; ésta última estructura típicamente almohade (foto 8). Entre las torres cuadradas las hay de dos tipos: unas macizas más pequeñas con aparejo de mampuesto y otras más salientes con aparejo muy regular y las esquinas con sillares de mayor tamaño, hoy desaparecidos. Este último grupo presenta habitación interior (foto 4).

Foto 4Restos de la barbacana se pueden apreciar claramente en el lienzo noreste, que es el menos escarpado (foto 3). No es recta, sino quebrada en ángulos de 90º.

Llegaron a existir tres puertas. La principal y de mayores dimensiones estaría situada al oeste. Sería una construcción en recodo. Las otras dos son de tamaño más reducido y abiertas en la barbacana.

Los aljibes se distribuían a lo largo del recinto, contabilizándose un total de 6, además de dos albercas (foto 5).

Lo que llamamos fortaleza constituiría el sistema murado interno del castillo. Poseía tanto carácter defensivo como de residencia nobiliaria, con entrada, del mismo modo que la puerta principal, abierta al oeste, flanqueada por dos torres, paso de ronda cubierto, plaza de armas y torre del Homenaje. Fernández Guirado (ver: 024). no duda en atribuirle origen cristiano (foto 2).

Al suroeste de la fortaleza interior sobresalen los restos de una iglesia, posiblemente la primera de Teba, antes de la construcción de la actual, llamada por eso la iglesia vieja (foto 6). Su construcción debió realizarse alrededor del siglo XV, sobre viviendas musulmanas, efectuándose inhumaciones en su interior desde el primer momento. Parece que su planta fue basilical, aunque no se han llegado a fijar el número de naves. Su cabecera es rectangular con tres espacios. El presbiterio estaría elevado. Abandonado el castillo, se hizo lo propio con la iglesia, construyéndose la nueva parroquia de la Santa Cruz la Real, ya en el pueblo, entre finales del siglo XVII y comienzos del XVIIII.

Foto 5   Foto 6
Foto 5                                                                                          Foto 6

Foto 7   Foto 8
Foto 7                                                                                         Foto 8

Foto 9La torre del Homenaje, con casi 12,5 metros de alto, está situada en la esquina este de la fortaleza, en la parte más elevada del castillo (foto 2). Tiene planta cuadrada y cuatro pisos en su interior, comunicados entre sí por estrechas escaleras interiores con desiguales escalones de piedra.

La planta baja o sótano consta de una estancia con bóveda de medio cañón que estuvo dedicada a almacén de víveres. Ésta se compartimentaba en altura con un techo de madera del que quedan los huecos regularmente dispuestos en los muros donde apoyaban los maderos. La ventilación se hacia por medio de pequeños tragaluces y su acceso a través de dos escaleras simétricas (foto 10).

Foto 10La segunda planta se corresponde al nivel de la entrada, con dos habitaciones cubiertas con bóveda apuntada que servían de estancia a la guardia que custodiaba la torre. Además, albergaba una chimenea en el lienzo norte y dos ventanales.

La tercera planta fue la residencia de los nobles. Con amplias habitaciones, poseía cocina, letrina, chimenea, además de varios ventanales, uno de ellos abierto al norte con balcón. Su techumbre era de madera (foto 9).

La cuarta planta presenta dos estancias con bóvedas apuntadas. Pudieron corresponderse con los dormitorios del señor. Carecía de chimenea al interior, aunque las paredes se calentaban mediante los tiros que provenían de las de los pisos inferiores. La ventilación se realizaba con tragaluces.

Foto 11Dentro de la torre del Homenaje se encuentra el Centro de Interpretación: "Una Cruzada en el Guadalteba".

Los cuatro niveles arriba descritos se han musealizado, pudiéndose realizar una visita guiada que comienza en el sótano con un audiovisual.

Durante el recorrido, por medio de paneles y expositores, se describe cómo era la vida en un castillo (en especial el de Teba), cómo se asaltaban las fortalezas medievales, el territorio como frontera y la victoria final castellana. La participación en estos acontecimientos de Sir James Douglas, un personaje escocés al que se rinde recuerdo, o a Ozmin, el general benimerín. También podemos contemplar maquetas del territorio cercano al castillo con las distintas fortificaciones que lo rodean, sin olvidar las vitrinas donde se exponen cerámica y azulejos cristianos (foto 11). En el propio recorrido se van mostrando las distintas estancias, sus funciones y los distintos elementos que las caracterizaban: tiros de las chimeneas, letrinas, bacines, cocina, tragaluces, vanos, arcos, las estrechas escaleras, grafittis y cruces incisas en la piedra, recuerdo del paso de sus moradores, etc.


Bibliografía consultada. En Ruta de las Defensas, ver: (024); información existente en la cartelería vertical del propio monumento; folletos facilitados en el centro de interpretación.

Acceso. Es muy fácil. La entrada se realiza por la calle Fortaleza que circunvala por el norte la ladera del castillo. En la esquina este de esta calle se abre un corto camino asfaltado por donde pueden pasar vehículos hasta la entrada donde existe un pequeño aparcamiento. El horario de visitas es de jueves a domingo de 10:00 a 15:00 horas. Para actividades relacionadas con el personaje Richard Douglas podéis consultar la página www.douglasteba.es y para aseguraros una visita sin sorpresas os paso el teléfono del ayuntamiento: 952748020.

Museografía. Conservación. Didáctica. Teniendo en cuenta el grado de deterioro con el que ha llegado hasta nuestros días podemos estar bastante satisfechos de las actuaciones en materia de restauración llevadas a cabo durante los últimos años, gracias a la labor del desaparecido Consorcio de Guadalteba, que tanto esfuerzo de recuperación y difusión hizo por esta comarca malagueña. Sin duda el centro de interpretación es un acicate para el conocimiento de la historia del lugar, pudiéndose convertir en un factor de impulsión en el proceso de excavación y recuperación del castillo. A ello se unen los eventos que en verano unen la ciudad de Melrose (Escocia) con Teba, en relación con el histórico personaje Richard Douglas. Esta simbiosis cultural podía ser aprovechada por los tebeños para implicar a la sociedad escocesa en la recuperación del monumento.

Ubicación. Coordenadas U.T.M.:
Torre del Homenaje:
30 S
329288.99 m E
4094364.01 m N

Ubicación en googlemaps© (01. Castillo de la Estrella. Icono en color rojo):



Terminado, incorporado a la página y subido a la red el 16/10/2016. nº 242. vecmálaga©

SUBIR