tituloprincipalrutabarroco

Portada de la Casa Condal de la Emperatriz Eugenia de Montijo
Teba (pueblo)

Volver al InicioTodas las Rutas. TebaRuta del BarrocoRuta Monumento PúblicoRuta del Siglo XVIIRutas por MunicipiosConsultar Todas las RutasIr al DirectorioIr a la BibliografíaConsultar DiccionarioIr a Contacto



Foto 1La Portada de la Casa Condal de la Emperatriz Eugenia de Montijo se alza en la actualidad en la plaza de España, a la manera de un monumento público dedicado a un personaje que ha ayudado a conocer el nombre de la Teba malagueña por todo el mundo. A tenor de la verdad, debemos admitir que, debido a la ausencia de fuentes escritas, desconocemos la autenticidad de su asignación como propiedad inmueble de la Emperatriz Eugenia de Montijo. De todas formas, la bella portada merece por si misma nuestra atención.

Hace pocas décadas aún se conservaba en la calle Real, que era su ubicación original frente a la iglesia parroquial de la Santa Cruz Real, junto con los restos recién destruidos (desconocemos las razones, si es que las hubo, del derribo) del palacio del que formaba parte. Podemos ver fotografías del estado del edificio en los años 40 del siglo XX a través del Archivo Temboury y por otras fotografías disponibles en la red. Lo último que sabemos es que fue restaurada por la Escuela Taller Municipal, trasladándose a la plaza de España frente al Ayuntamiento en 2007 (malagapedia).

A partir del estudio de las mencionadas fotografías observamos que el edificio hacía esquina y que la portada se encontraba descentrada respecto al eje del mismo, lo que indica que ya a principios del siglo XX la parcela podría haber sido dividida, construyéndose otra vivienda en su costado izquierdo. Del mismo modo se puede ver que por encima de la portada se abría un gran vano con balconada plana de hierro forjado, no muy ancho, que estaría enmarcado con pilastras. Este hecho refuerza la idea de su centralidad respecto al conjunto. También era visible en el piso bajo, junto a la portada, un vano rectangular con frontón partido. El ancho muro del piso principal, a la derecha del balcón, era macizo y carecía de vanos, lo que indica que posiblemente estuviera pintado, aunque esto nunca lo podremos saber, siguiendo corrientes estéticas similares a las que hemos podido analizar en Monda en el inmueble de la calle Doctor Jiménez Encina nº 2. La semejanza con este inmueble no termina aquí, sino que la galería superior es muy similar: de menor altura y con una serie de vanos rectangulares más pequeños y rítmicamente dispuestos.

Pero volvamos a la portada, único resto superviviente. Esta es adintelada, situándose entre dos columnas toscanas de suave acanaladura y ligero éntasis, sobre plintos bulbosos. El dintel simula el dovelaje mediante la utilización de placas de mármol oscuro, en contraste con el fondo de piedra roja, con resalte de la dovela central mediante una placa plana mixtilínea a la que se le sobrepone una estilizada hoja con perfil en S. Sobre el dintel y las columnas se desarrolla un entablamento compuesto por un arquitrabe de dos platabandas, friso de metopas y triglifos, y una sencilla cornisa que sería la base del mencionado balcón. El juego de piedra oscura y clara no sólo se da en el dintel, sino también en el plinto, las columnas y el entablamento.

Es posible datar la portada, como muy temprano, en el período Protobarroco, o principios del siglo XVII. Es cierto que contiene elementos del Renacimiento, como las columnas, así como del Manierismo: el despiece del dintel; pero la clave de este en forma de placa delata su adscripción plena al siglo XVII, idea reforzada por la propia utilización bicromática del material marmóreo utilizado. La misma observación de un muro superior poco articulado, es decir, con apenas un vano, nos fija la datación en el XVII, descartando cualquier fecha posterior, solo admisible si queremos encajar la ventana del piso inferior con su frontón partido, como podemos ver en muchos palacios dieciochescos de Antequera, en el estilo llamado barroco de ladrillo, a causa de alguna reforma llevada a cabo en el palacio durante ese siglo.

En resumen, se trata de una portada protobarroca de transición, con utilización de elementos arquitectónicos renacentistas y manieristas, ya superados en ese momento en regiones más a la vanguardia de la creación plástica, y que por el propio efecto acumulativo de estas influencias, que no se llegan a abandonar hasta más tarde, se crean estas características mezcolanzas estilísticas.


Acceso. Es muy fácil. Se encuentra enfrente la plaza de la Constitución, enfrente del Ayuntamiento.

Conservación. Museografía. Didáctica. Esta portada es lo único que queda de la Casa Condal, hace no muchos años destruida por completo, excepto la portada que se expone en la plaza, donde fue trasladada desde su ubicación original. Ni que decir tiene que esta magnífica portada protobarroca no debería estar expuesta en la calle, dado que es única y su deterioro por las inclemencias del tiempo y la actividad antrópica inaceptable. Un buen lugar para su conservación sería dentro de algún edificio de carácter noble o burgués de los que existen en el pueblo y que podría convertirse en el museo de la ciudad, donde, del mismo modo, habrían de trasladarse las colecciones del actual museo ubicado en los bajos del cercano ayuntamiento.

Ubicación (Google Earth):      
Coordenadas U.T.M. Grados, minutos, segundos. Grados decimales. Grados, minutos decimales.
30 S
329111.81 m E
4094765.21 m N
36º59'00.61'' N
4º55'12.34'' O
lat. 36.938502º
long. -4.920093º
36º59.010' N
4º55.206' O

Ubicación en googlemaps© (05. Icono color violeta):

Terminado, incorporado a la página y subido a la red el 30/03/2017. nº 275. vecmálaga©


SUBIR