tituloprincipalrutadefensas
Torre de Güi
Torrox (t.m.)
Volver al InicioTodas las Rutas. TorroxRuta de las DefensasRuta de las Defensas. TorroxRuta del MarRuta del Mar. TorroxRutas por MunicipiosIr a Todas las RutasIr al DirectorioIr a BibliografiaDiccionarioContactar con el Administrador


Foto 1La torre vigía de Güi o de El Morche, que también aparece en las fuentes como Guil, Huit, Moche o Morchel (V.V.A.A.: r.d. 021); o como Guello o Gualli (archivo Temboury), formaba parte del extenso sistema defensivo costero que a lo largo de varios siglos se utilizó para prevenir los ataques de naves enemigas. El lugar, elevado y muy cerca del mar, sirvió como estancia o punto de vigilancia, pero sin construcción alguna hasta el año 1575 en el que el albañil Lorenzo Ximénez terminó una torre vigía (V.V.A.A.: r.d. 021). Las siguientes noticias de las que disponemos nos sitúan en la segunda mitad del siglo XVIII, con diferentes informes sobre su estado de conservación, algunos insistiendo en la necesidad de llevar a cabo reparaciones, siendo favorables los de 1774, 1783 y el último de 1821 (V.V.A.A.: r.d. 021), por lo que, posiblemente, parte del aspecto que ofrece actualmente se debe a los trabajos de recuperación durante esas décadas. La torre ha sido restaurada, pudiendo observarse su estado previo en los años 50 y 60 del siglo XX en fotografías como las existentes en el archivo Temboury (archivo Temboury).

La planta es circular, con un perímetro de más de 20 metros, y su cuerpo troncocónico, con una altura de unos diez metros. La base es maciza y cuenta con cámara superior (i.a.p.h.). El material de revestimiento es mampostería en verdugadas de distintos tamaños muy cubierta por antiguos revocos pero también por otros más recientes como los aplicados en el frente sur. El ladrillo se utiliza para rodear el perfil del único vano existente así como para el interior de la estancia. Como hemos indicado, sólo existe un sólo vano, orientado al sur, frente al resto de torres vigía estudiadas hasta el momento en nuestras fichas, que poseen dos, y que serviría tanto para el acceso como para oteo. El terrado se cierra mediante parapeto, rodeado por un aparejo de ladrillo dispuesto a tizón de una sola hilada y rematando el murete con una albardilla, en la que quedan huecos, lo que junto a algunas piedras sobresaliendo de la parte baja del parapeto indicarían la existencia de varios matacanes.

Foto 2    Foto 3   
             Foto 2                                                                       Foto 3


Bibliografía consultada. En Ruta de las Defensas, ver: (021).
Referencias en texto: (r.d.): ruta de las defensas; (i.a.p.h.): Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico; (a.t.): archivo Temboury.

Acceso. No es demasiado fácil. Pasada la Torre Vigía de Lagos, aproximadamente a un kilómetro hacia el este por la carretera costera N-340 podremos ver la torre a la izquierda. A pocos metros existe una rotonda. Giramos y tomamos la segunda salida hacia el interior, paralela a un edificio de tres plantas. A partir de este punto hacemos el camino a pie. Andamos unos 150 metros casi en línea recta y tomamos el primer camino a la izquierda, en el que tras unos sinuosos 200 metros llegaremos al pie de la torre vigía.

Museografía. Conservación. Didáctica. La torre ha sido restaurada hace algunos años. Los alrededores se encuentran completamente abandonados tras haberse invertido dinero en su acondicionamiento. Además, el acceso es complicado, cuando no se encuentra bloqueado por materiales usados por los agricultores de la zona. El territorio circundante se haya excesivamente urbanizado, fenómeno que se ha producido en los últimos años, desapareciendo el paisaje histórico que acompañaba a la torre. Por tanto, es necesario un replanteo de su situación, facilitando el acceso, acondicionando su entorno inmediato, y prohibiendo nuevas construcciones que la oculten aún más.

Ubicación. Coordenadas U.T.M.:
30 S
410870.62 m E
4066608.57m N

Ubicación en googlemaps© (Icono estrella azul):




Terminado, incorporado a la página y subido a la red el 10/11/2016. nº 248. vecmálaga©

SUBIR