Torre Salazar
Totalán (t.m.)

Volver al InicioIr a la Ruta de Al-ÁndalusIr a la Arquitectura DefensivaIr al DirectorioConsultar DiccionarioConsultar BibliografíaIr al Contacto

 

Foto 1Los sistemas defensivos de la Edad Media no sólo consistían en la construcción de castillos más o menos grandes que servían para proteger algún enclave estratégico y defender al señor, y en su caso dar refugio a la población, sino que ante la necesidad de comunicar rápidamente la inminente amenaza o ataque del enemigo, se dispuso a lo ancho de todo el territorio una red de torres atalayas, que ubicadas en lugares altos estratégicamente situados, dominaban una gran extensión de territorio facilitando eficazmente información vital a otras torres, castillos o bien ciudades amuralladas, mediante el fuego que se hacía en el terrado o azotea de la torre (foto 1). La que nos ocupa en esta ocasión se sitúa al Noreste de Málaga, observándose desde su enclave tanto la costa Este de la actual urbe como el propio monte de Gibralfaro, el resto de la ciudad y su bahía (foto 2). Su construcción se sitúa hacia el siglo XI (período de los taifas hammudíes, ziríes y comienzo de la dominación almorávide), habiéndonos llegado bastante deteriorada. Una suerte si tenemos en cuenta que otras muchas torres de interior han sido completamente destruidas o bien sólo nos ha quedado algún resto más o menos perceptible. La planta de la Torre Salazar es trapezoidal, tendiendo al rectángulo y su alzado ligeramente troncocónico. Pensamos que la altura pueda estar entre 8 y 10 metros. El sistema de construcción es básicamente la mampostería, de piedra muy irregular (foto 3), con las esquinas de ladrillo (foto 4). Del paramento Sur apenas queda nada y del Oeste una esquina (foto 5). Mejor suerte han corrido los lados Este (foto 1) y sobre todo Norte, cuyos restos nos aproximan a lo que en su día pudo ser la torre en servicio (foto 6). Tampoco observamos vanos, pretiles, ni otros elementos arquitectónicos propios de este tipo de construcción, no quedando apenas nada de su estructura interna ni de su terrado. En el interior se ha reproducido con cemento un gran arco semicircular que indicaría el habitáculo inferior de la estructura (foto 7).

Foto 2     Foto 3     Foto 4
                Foto 2                                                      Foto 3                                         Foto 4    

Foto 5     Foto 6     Foto 7
Foto 5                                             Foto 6                                              Foto 7   

Acceso. Tiene un cierta dificultad. Hay que tomar la Autovía A-7, y a la altura de la Cala del Moral (término municipal de Rincón de la Victoria, al Oeste), coger la salida Norte hacia la Urbanización Parque Victoria. Una vez allí sigues hacia arriba por la calle Sierra Ronda, llegas a la primera rotonda, sales por la segunda a la derecha, calle Montilla Moriles, vuelves a tomar la siguiente rotonda, y vuelves a salir por la segunda a la derecha. Continúas hacia arriba por la calle Ribeiro, zigzagueando, tomas la segunda salida a la derecha y un poco más arriba verás un edificio cúbico, posiblemente oficial o de alguna empresa de servicios. Hay una salida a la izquierda, asfaltada con cemento, bastante estrecha y con cierto peligro para los vehículos, pero se puede pasar. Un poco más arriba hay una explanada, donde ya se puede divisar la torre (ten en cuenta que el edificio cúbico te queda ahora a la derecha), y desde allí comienza una vereda que has de hacer a pie hasta la atalaya.

Foto 8 Conservación. Museografía. Didáctica. La Torre Salazar fue restaurada en 2009, salvándose de la más que probable desaparición, lo que posiblemente hubiera ocurrido en poco tiempo. Al observar fotografías anteriores a esta fecha, nos damos cuenta de la justificada urgencia de los trabajos llevados a cabo, lo que desgraciadamente, como nuestros viajerosencorto ya saben, no ocurre con otros muchos retazos de nuestro pasado. Desafortunadamente, la restauración ha transformado el monumento, convirtiéndolo en algo en principio difícil de identificar, ya que el tratamiento de consolidación tanto de su perímetro como de los paramentos de mampostería, aunque éstos últimos más justificables, ha consistido en una solución poco afortunada que no ha respetado los valores arquitectónicos (Carta de Cracovia de 2000) de una torre del siglo XI, alterando el aspecto en la materia visible de la superficie (Carta del Restauro de 1972), y sin que se haya logrado la integración de los elementos destinados a reemplazar las partes que faltan de una manera armoniosa con el conjunto, ni respetar estas adiciones su ambiente tradicional, el equilibrio de conjunto y sus relaciones con el ambiente circundante (Carta de Venecia de 1964). Sólo la reintegración de la parte inferior de las dos esquinas del paramento Norte se ha realizado de una manera sensata, reponiendo los ladrillos que faltaban, pero en otro tono y retranqueados. En resumen, parece claro que no se han seguido los postulados admitidos internacionalmente en materia de restauración, utilizando materiales vastos de una forma agresiva e invasiva, transformando el monumento en otra cosa (de lejos parece una acequia grande o algo así, y de cerca, según el ángulo en una especie de monumento al cemento) y consiguiendo que una restauración se convierta en un acto de destrucción, no sólo con el monumento en sí, sino también en su relación con el paisaje y con la tradición de los sistemas de construcción defensivos medievales, donde esta torre pretende reinsertarse. En nuestra web ya hemos visto otros ejemplos de no integración de los trabajos de restauración con el objeto restaurado, con un resultado infame y una actitud de menosprecio para con el patrimonio, como son las termas de Torrox-Costa.

Ubicación. Coordenadas U.T.M.:
30 S
383733,98 m E
4067186,21 m N

Ubicación en googlemaps©:

Ver Torre Salazar. Totalán (t.m.) en un mapa más grande

Última actualización 11/07/2014. nº 116. vec2014©

SUBIR