tituloprincipalrutaindustria
Fábrica de Azúcar Nuestra Señora del Carmen, Centro de Interpretación, Tres Chimeneas, Casa Larios, Sala de Exposiciones, Monumento Público Industrial
Torre del Mar (Vélez-Málaga)
Volver al InicioRuta de la IndustriaRuta de los MuseosRuta de la Arquitectura del HierroRuta de las Casas BurguesasRuta del Siglo XIXRuta del Siglo XXRuta del Monumento PúblicoIr al DirectorioIr a BibliografiaDiccionarioContactar con el Administrador


Foto 1Las antiguas fábricas de azúcar existentes en la costa de la Axarquía constituyeron un hito dentro de una provincia como la de Málaga que tuvo durante bastantes años un capital humano capaz de impulsar su industrialización, y de cuya historia han quedado como testigos edificios y maquinarias repartidos por el territorio de esta comarca.

El cultivo de la caña y su transformación en azúcar, introducido por los musulmanes en la Península Ibérica, se llevaba a cabo por medio de fábricas que en la etapa preindustrial eran llamadas trapiches (factorías con tracción de sangre) o ingenios (con tracción hidráulica), término, éste último, que siguió utilizándose en la etapa industrial, además del de fábrica.

Foto 2La fábrica de azúcar de Torre del Mar comenzó su producción industrial muy a finales del siglo XVIII, cuando la maquinaria aún era movida por animales. Posteriormente, Ramón de la Sagra (1798-1871), polifacético y emprendedor personaje, quiso modernizarla a través del novedoso procedimiento Derosne, donde se utilizaba el vapor tanto para el funcionamiento de las máquinas como para el procedimiento de obtención del producto. Tras fracasar en el intento, la fábrica pasa en 1852 a manos de Larios Hermanos y Cía., que consiguen con éxito ponerla en funcionamiento, llamándose a partir de este momento Nuestra Señora del Carmen. Con el tiempo los Larios se convirtieron en uno de los principales productores de azúcar de España. Fue en 1976 cuando se vendió a una cooperativa, dentro de un contexto generalizado de crisis de la producción de caña, cerrando definitivamente en 1992.

Foto 3El edificio central, que pertenece a una ampliación realizada por los Larios hacia 1900 (fotos 1 y 2), ha sido recientemente rehabilitado en base al proyecto del arquitecto Francisco González Fernández, eliminándose el resto de edificaciones. Posee planta rectangular, constando de tres naves paralelas separadas por dos hileras de columnas de fundición, con cubierta a dos aguas sustentadas por cerchas de madera (foto 3). El exterior combina ladrillo rojo y revoque almagra, predominando los huecos de los vanos con arcos escarzanos y recercado completo de ladrillo. En los laterales se abren dos pisos de vanos, más altos los de la planta baja. En el testero oeste, actual acceso al centro de interpretación, la planta alta consta de ventanas geminadas escarzanas con vano semicircular en el tímpano para cada nave, todas con recercado de ladrillo, articulándose su separación mediante aparentes pilastras también de ladrillo. La planta baja está ocupada por un cuerpo que se adelanta, cerrado con aluminio plateado y cristal y que hace las funciones de recepción. En el testero posterior se repiten los motivos de la planta superior del anterior, dejando el muro liso en la planta inferior, cuya monotonía queda rota por las filas de ladrillos dispuestos entre cada nave y las de las esquinas.

Foto 4El centro de interpretación del azúcar no funciona como tal, permaneciendo cerrado mientras no hay exposiciones temporales. Se observan, arrinconados, una serie de paneles sobre el proceso de fabricación del azúcar y su importancia en la comarca y en la provincia en general, así como algunas piezas restauradas pertenecientes a la maquinaria de la fábrica.

En los alrededores del edificio se ha plantado un jardín, donde es imposible encontrar sombra, y que los paseantes apenas usan. Allí también se han dispuesto, como monumentos públicos industriales, bien restaurados y cercados, dos piezas de almacenaje, pertenecientes, creemos, a la fábrica.

Del conjunto industrial, también se han salvado tres chimeneas de ladrillo, dos circulares y la tercera octogonal.

La de sección octogonal (foto 4), que es la más alta de las tres, es la única que, por su cercanía al edificio central ha quedado más integrada en el conjunto. Está construída con ladrillos dispuestos en alternantes hiladas de soga y de tizón. Su base o pedestal, del mismo modo octogonal, queda separado del resto del tubo mediante una gran cornisa de piedra, muy deteriorada en algunos de sus lados. Del igual modo se encuentra deteriorada la base o pedestal, donde se observa tanto la pérdida del cemento de unión entre los ladrillos, como la erosión de estos producida por grandes manchas de humedad. Exteriormente está rodeada por una valla provisional con escaso poder de protección frente al vandalismo. Asimismo, la bellísima corona que cierra por la parte superior el fuste presenta un peligroso estado de abandono.

Las otras dos chimeneas, de sección circular, se ubican en parcelas separadas con diverso grado de urbanización a su alrededor.

Foto 5     Foto 5
Foto 5                                                        Foto 6

Foto 7La situada al sur del cuerpo principal de la fábrica ha quedado rodeada por torres de viviendas (foto 5). Tanto la basa como el molduraje que la separa del tubo, así como este y su remate superior de anillos son de ladrillo dispuestos a soga y tizón. Su deterioro es palpable, con un perímetro degradado repleto de matojos.

Por último, la tercera chimenea, ubicada a unos metros al norte del edificio central, también de sección circular, asimismo con disposición de ladrillos a soga y tizón, posee anillos entre el pedestal y el fuste y entre este y la corona que afortunadamente se encuentran completos (foto 6). Su principal problema son las evidentes humedades en la base y la falta de un alcorque que lo aisle adecuadamente, en la actualidad inundado de matojos.

Foto 8Foto 9A menos de cien metros del edificio central, por la calle Manuel Azuaga "abuelo de Torre del Mar", nos encontramos con la llamada Casa del Ingeniero o Casa Larios, que fue edificada en 1888 para vivienda del director y dependencias administrativas de la fábrica (foto 7). En la actualidad alberga la Tenencia de Alcaldía de Torre del Mar y otros servicios, además de una sala de exposiciones.

La distribución de los espacios es axial, con un cuerpo central y dos perpendiculares a sendos lados. La fachada principal con planta baja más uno es amplia con grandes vanos rectangulares con arcos escarzanos y recercado completo, cierres con palillería de madera, balcones planos de hierro forjado con motivos decorativos en S en su parte baja y en el centro de la composición justo por encima de la entrada un gran balcón sostenido por columnitas de hierro con motivos decorativos circulares con forma de alargado arco escarzano (foto 8). Entre cuerpo y cuerpo se simulan pilastras planas que diferencian cada espacio. Los laterales repiten el modelo y en la parte trasera destacan dos galerías, una en cada piso, muy restauradas y con cierres de aluminio que rompen con la unidad estilística del conjunto.

En el exterior se ha dispuesto una máquina de vapor fabricada en 1900 por la compañía Fives-Lille, monumento público que nos habla de la industrialización que alcanzó Torre del Mar durante aquel período (foto 9).            


Bibliografía consultada. En Ruta de la Industria, ver: (003), (006) y (007); Bienes Culturales Inmuebles relacionados en www.iaph.es.

Acceso. Es muy fácil. Por la avenida interior o N-340, que corre paralela a la costa, cerca de la salida este, enfrente de la comisaría de policía. Lo primero que se ve es la Casa Larios. Al fondo se distinguen tanto la fábrica como las chimeneas.

El horario de visitas para la Sala de Exposiciones Cripriano Maldonado, sita en la Casa Larios, es de lunes a sábado de 10:00 a 12:00 horas y de 17:00 a 21:00 horas. El teléfono de contacto es 952540471. Este teléfono también os puede servir para saber si el Centro de Interpretación del Azúcar se encuentra abierto o no.

Museografía. Conservación. Didáctica. Cuando se trata de recuperar un edificio patrimonial debemos hacerlo con todas sus consecuencias. Es decir, no podemos poner en las ventanas cierres de aluminio, no podemos adosar un cuerpo rectangular en la entrada a modo de recepción (con un horroroso aspecto setentero), no podemos derribar las edificaciones de alrededor y que formaban parte de la fábrica, no podemos mantener tres chimeneas con un montón de problemas: estructurales, humedad, adecentamiento de sus alcorques, no podemos mantener cerrado el edificio que se llama a si mismo centro de interpretación y abrirlo sólo cuando haya exposiciones temporales, no podemos crear un jardín (sólo delante de la fachada principal) donde no hay sombra y el sol da de pleno, manteniéndose vacío de viandantes, no podemos tener maquinaria que formó parte de la fábrica en el exterior porque no fueron diseñadas para estar a la intemperie y porque carecen de sentido expuestas en solitario. Todos estos problemas tienen solución, sólo se deben dejar en manos de personas y equipos capaces de entender la finalidad de cada elemento, así como el respeto al patrimonio. El estado actual del centro de interpretación impide la difusión lógica y continuada de lo que pretende ser una guía para el impulso de la industria en la comarca veleña. No existe un plan didáctico ni de difusión, y por supuesto de investigación, sentido último de estos centros, cuya finalidad no es sólo la memoria, sino el estímulo para el impulso de la sociedad.

Ubicación. Coordenadas U.T.M.:
Edificio Central (Centro de Interpretación):
30 S
402817.11 m E
4067331.80 m N

Casa Larios:
30 S
402834.21 m E
4067189.43 m N

Ubicación en googlemaps© (iconos de color azul oscuro):



Terminado, incorporado a la página y subido a la red el 10/09/2016. nº 235. vecmálaga©

SUBIR