Castillo de Jévar
Antequera (t.m.)

Volver al InicioTodas las Rutas. AntequeraIr a la Ruta de Al-┴ndalusRuta de Al-┴ndalus. AntequeraIr a la Arquitectura DefensivaRuta de las Defensas. AntequeraRuta del Trabajo AgrÝcolaRuta del Trabajo AgrÝcola. AntequeraRutas por MunicipiosIr a Todas las RutasConsultar DirectorioIr a la BibliografiaConsultar el DiccionarioContactar con el Administrador

 

Foto 1El castillo de Jévar o de Xévar, según algunos estudios (r.d.: 029, pág. 179), se sitúa al suroeste del impresionante paisaje kárstico de la sierra de el Torcal, sobre una loma con gran control visual de un amplio territorio.

A los pocos días de la reconquista de Antequera (24 de septiembre de 1410), don Fernando, para la mejor defensa de esta, ordena la toma de tres castillos próximos: el de Aznalmara, el de Cauche o Coche y el que hoy nos ocupa de Jévar (r.d.: 029, pág. 177).

En la actualidad son visibles los restos de una gran torre cuadrangular y maciza (foto 1), levantada mediante mampostería, generalmente bien alineada, de gran tamaño y rellena de lascas, además de ladrillo en las esquinas. Aún es posible observar restos del enfoscado, manteniéndose el conjunto sólido y bien compactado.

Foto 2A algo más de un metro de distancia de cada uno de los cuatro frentes de la torre se levantó un grueso muro en forma de talud (fotos 1 y 2), a la manera de una barbacana. Posiblemente esta estructura sea posterior a la construcción de la torre, ya que un talud se consideraba más resistente que un muro vertical para soportar los envites de la artillería de asalto, que en esta época estaba en sus comienzos. El frente sur es el que mejor se conserva, así como el este. En el primero el muro se abre en el centro, rebajándose asimismo el del mismo lado de la torre y dejando mostrar el macizo relleno de piedras, en lo que parece una obra posterior a su toma, ya que a estas torres se accedía mediante escalas, como demuestra el hecho de que toda ella es maciza, y no por puertas a ras de suelo. Las dimensiones reales del complejo nos son aún desconocidas, debido a la carencia de estudios arqueológicos extensos que aclaren las dudas espaciales y funcionales. Si fue un castillo para la defensa y refugio de los aldeanos de los alrededores, si en si mismo formó parte de una alquería, y si debemos incluir los restos de muretes a doble nivel, visibles en la actualidad, como parte del entramado defensivo es algo que está por aclarar.

Foto 3Efectivamente, perimetrando la loma sobre la que se asienta la torre, constatamos la presencia de los mencionados muretes, realizados con piedras dispuestas en seco y de mediano tamaño. En algunas zonas se levantan junto al talud de tierra que separa el nivel del suelo de la terraza superior del del inferior, y en otros casos (sobre todo en el sector este) están exentas, con buen grosor y doble muro de lascas, rellenándose el interior con tierra compactada y pequeños cantos, alcanzando un interesante nivel de plasticidad (foto 3). ¿Qué son estas estructuras? Podemos especular con un uso inicial defensivo, aunque la técnica de la piedra en seco no es precisamente la mejor para una defensa efectiva. El grosor del mencionado muro este sí permite pensar en este tipo de usos. Entenderlo como un aprisco (para refugio del ganado), o bien como albacar (para los mismos fines pero con un aspecto más defensivo), dándole las reparaciones sufridas a lo largo de cientos de años su aspecto actual, alejado del que pudo haber tenido en la Edad Media, es algo que la investigación arqueológica deberá dilucidar. Otras secciones del muro se encastran en el talud por lo que parecen tener una función meramente agrícola para mantenimiento de las terrazas de cultivos.


Bibliografía consultada.Ruta de las Defensas, ver: (029).
Ruta de las Defensas: (r.d.).

Acceso. Ofrece cierta dificultad. Como siempre, os informo de una de las opciones posibles para acceder al monumento; pero hay más.
Si salimos de Villanueva de la Concepción hacia el oeste dirección Almogía por la carretera MA-3403, a algo más de un kilómetro encontraremos a la derecha el cruce hacia "La Joya" que está señalado (también se indica a "Los Nogales", "La Higuera", embalses, etc.). Lo tomaremos y a unos cuatro kilómetros, sin desviarnos de la sinuosa carretera (siempre hacia el oeste) podremos ver a lo lejos y sobre una loma la figura del pequeño castillo. Junto a este se levantan unas pocas casas habitadas a cuyos dueños pedimos permiso para poder acercarnos al monumento, obteniéndolo sin ningún problema y con mucha amabilidad. Rodear la torre es fácil. Visitar los muretes inferiores ya exige cuidado al caminar debido a las irregularidades y desniveles del terreno. Es conveniente rodear todo el conjunto monumental para poder hacernos una idea del diverso patrimonio que allí se conserva.

Conservación. Museografía. Didáctica. Tanto el castillo como los muretes que lo rodean se encuentran completamente abandonados, sin ningún tipo de protección y en proceso de continuo deterioro, por lo que su recuperación se impone dentro de un plan más amplio de puesta en valor de nuestro patrimonio histórico.

Ubicación (Google Earth): Torre del Homenaje    
Coordenadas U.T.M. Grados, minutos, segundos. Grados decimales. Grados, minutos decimales.
30 S
358907.00 m E
4088494.23 m N
36º55'54.97'' N
4º35'03.39'' O
lat. 36.931938º
long. -4.584274º
36º55.916' N
4º35.056' O

Ubicación en googlemaps©:
mapa

Terminado, incorporado a la página y subido a la red el 17/09/2017. nº 301. vecmálaga©

SUBIR