Torre Vigía de Guadalmansa
Estepona (t.m.)

Volver al InicioIr a la Arquitectura DefensivaIr a la Ruta de Al-ÁndalusConsultar Ruta del MarRuta del Mar. Guadalmansa.Consultar Ruta de las Casas PintadasIr al DirectorioDiccionarioWebs RelacionadasContacto



Foto 1Torre Vigía de Guadalmansa. Esta torre formaba parte del complejo de construcciones costeras que defendía el litoral español de ataques e incursiones enemigas desde el mar (foto1). El término municipal de Estepona ofrece un interesantísimo conjunto de edificaciones de este tipo, que iremos dando a conocer en nuestra web.

El principal estudio del que parte el conocimiento de la historia de esta atalaya pertenece a la obra Juan Temboury Álvarez sobre las torres almenaras de la costa occidental (en bibliografía consultada, Ruta de las Defensas y de la Arquitectura Militar: 016), así como de sus anotaciones, que se pueden consultar en el Legado Temboury de la Biblioteca Cánovas del Castillo de Málaga.

Es conocida como torre desmochada, esmochá, guadalmarza o gualmasa y su origen debemos situarlo en el período andalusí, posiblemente hacia los siglos XIII o XIV, aunque ésto esté por confirmar, llegando tras la conquista en un pésimo estado de conservación, de ahí su apelativo de esmochá, procediéndose a su reconstrucción a lo largo del siglo XVI (foto 1).

Su planta es casi un cuadrado, de 6,60 metros en los lados norte y sur, y 6,48 metros en los lados este y oeste. Posee una altura total de 14 metros y una escarpa o inclinación de unos 70 cms.

El principal material de construcción es la mampostería, bien hilada y con mortero de cal y arena, que deja los mampuestos y cantería rehundidos y sin cubrir. Los ángulos se aseguran con sillarejos a soga y tizón (fotos 1, 3 y 4).

Foto 2Presenta vano de acceso de medio punto en su lado norte situado a una altura de 7,20 metros, con perímetro de sillarejos semejantes a los de las esquinas de la torre (foto 2). No posee vano de oteo en su lado sur, por lo que la vigilancia debió realizarse desde el terrado. Por encima del mencionado vano quedan restos de un matacán (foto 1). Asimismo, conserva una especie de espadaña en el pretil suroeste y otro pequeño vano en la parte superior del paramento oeste.

Su interior es macizo hasta la mitad, abriéndose dos cámaras por encima: la inferior con puerta de ingreso y la superior que sería la estancia para la guardia y que daría acceso al terrado. Desde el exterior se puede observar la fábrica de ladrillo de las cubiertas de estos interiores.

Debemos destacar que por encima del vano de acceso hay dibujada en rojo una Cruz Pontezada, de las Cruzadas o de Jerusalén, un claro motivo cristiano en una torre cuya principal razón de ser consistía en divisar con prontitud el acercamiento de naves, sobre todo procedentes del norte de África o bien turcas. La cruz se rodea de un círculo y éste por un rectángulo con cuartos de círculos en las esquinas y un semicírculo en el lado central derecho, característica de la pintura mural con motivos arquitectónicos del barroco (foto 2).

Del mismo modo, hemos detectado en la zona central del paramento este tres incisiones cuadradangulares alineadas con motivo cuadrifoliado relleno de almagra en su interior el de la derecha, e incisiones en aspa dentro de un rombo subsumido en el cuadrado el del centro. Desconocemos la antigüedad de estos grabados, aunque más bien parecen marcas, descodificables para sus contemporáneos, pero no para nosotros (foto 4).

Foto 3     Foto 4
Foto 3                                                                Foto 4               


Bibliografía consultada. En Ruta de las Casas Pintadas, ver: (001); en Ruta de las Defensas y de la Arquitectura Militar, ver: (016).

Acceso. Es fácil. Saliendo desde Estepona dirección Marbella por la carretera A-7, o carretera de la costa, a unos 6 kilómetros encontrarás un desvío a la derecha y sin indicaciones. Unos cuatrocientos metros antes, un cartel vertical indica la salida que nos interesa hacia health house las dunas. La tomamos, y a doscientos metros giras a la derecha por la calle Sefardí. Al final de dicha calle, a la izquierda y junto a la playa se encuentra un extenso jardín donde se yergue nuestra torre junto a la villa romana de las Torres.

Conservación. Museografía. Didáctica. Restaurada, se ubica rodeada de un jardín bien cuidado. Su estado de conservación es perfecto, ejemplo para otras torres vigías prácticamente abandonadas. Le haría falta algún cartel que nos contara su historia, que sin duda, es apasionante.

Ubicación. Coordenadas U.T.M.:
30 S
314904.92 m E
4035955.44 m N

Ubicación en googlemaps© (01. Torre Vigía de Guadalmansa. Icono de color rojo):


Terminado, incorporado a la página y subido a la red el 14/02/2016. nº 206. vecmálaga©


SUBIR