Tenería Andalusí en Plaza de las Flores nº 4.
Málaga (ciudad)
Volver al InicioIr a la Ruta AndalusiRuta de Al-Ándalus. Málaga (ciudad)Ruta de la Arqueología PreindustrialRuta de la Arqueología Preindustrial. MálagaRuta del AguaRuta del Agua. Málaga (ciudad)Ir al DirectorioDiccionarioIr a la BibiliografíaIr al Contacto

 

Foto 1El presente trabajo se apoya fundamentalmente en el artículo de Sonia López Chamizo, Alberto Cumpián Rodríguez y Pedro Sánchez Bandera titulado “Excavación arqueológica de urgencia en el inmueble número 4 de la Plaza de las Flores (Málaga, Casco Histórico)”. (En bibliografía consultada, Ruta de Al-Ándalus: 032).

Los restos más antiguos de este sector de la ciudad pueden ser datados hacia los siglos IV-V d.C., estando en esos momentos muy cerca de la línea de playa. Será a raíz de la conquista musulmana cuando se produzca la ocupación efectiva de la parte más próxima al río Guadalmedina, sobre todo a partir del período califal (siglo X), dedicándose, a tenor de los restultados de las excavaciones, a actividades industriales. A partir del siglo XII y como consecuencia de un proceso de expansión urbana se integra plenamente en la medina.

Foto 2En la actualidad sólo es visible aproximadamente la mitad del yacimiento, correspondiéndose con lo que sus investigadores llamaron Fase III y Fase IV de las excavaciones, es decir, restos datables desde el siglo X hasta el siglo XIV o XV.

La fase III transcurriría desde la época califal hasta la almohade (siglos X al XII). Al siglo X corresponderían los restos de una tenería o curtiduría, (lugar donde se curten y trabajan las pieles), compuesta por una batería de piletas de sección cónica de unos 40 centímetros de profundidad, realizadas con cerámica y rematadas con trozos de ladrillo. El espacio entre las piletas se rellenaba con piedras recubiertas con mortero de cal. En el lado sur se puede observar un muro de unos 50 centímetros de anchura hecho con mampuestos. La continuación del yacimiento no es visible para el visitante, consistiendo en un pasillo y otras estancias. La tenería fue arrasada en el siglo XII y sus restos soterrados bajo los rellenos.

La fase IV se desarrollaría desde la época almohade hasta el siglo XV. Tras ser destruídas, las tenerías fueron sustituidas por construcciones de nueva planta con una ordenación espacial distinta y el empleo del ladrillo como material de obra. La zona se convertiría en el patio de una casa hispanomusulmana, con reformas posteriores a las que corresponderían las hiladas de ladrillo dispuestos en horizontal y de canto observables en el lado oeste. El edificio fue abandonado en el siglo XIV y sustituido por otro hacia la segunda mitad del XVI, ya en época cristiana.


Bibliografía consultada. En Ruta de Al-Ándalus, ver: (032).

Acceso. Es muy fácil. La entrada a la plaza de las Flores se puede realizar por calle Larios y calle Manuel Pérez Bryan o bien por calle San Juan y calle Francisco de Rioja detrás de la iglesia de la Concepción. El yacimiento se encuentra dentro de la tienda Andrés Olivares, situada inmediatamente a la izquierda del portal nº 4 de la plaza de las Flores. El horario de apertura del establecimiento es de lunes a viernes de 10:00 a 14:00 horas y de 17:00 a 20:30 horas, y los sábados de 10:30 a 14:00 horas. Para hacer las fotografías pedimos permiso a los empleados no poniendo impedimento alguno.

Museografía. Conservación. Didáctica. Es un magnífico ejemplo de recuperación por parte de la iniciativa privada de nuestro patrimonio arqueológico subterráneo, del que en la ciudad existen algunos ejemplos. Falta información escrita del yacimiento, pero por lo demás sólo debemos esperar que cunda el ejemplo para con este tipo de restos tan "temido" por algunos propietarios y del que el presente sirve de modelo para probar que su integración es posible sin peligro para negocio alguno.

Ubicación. Coordenadas U.T.M.:
30 S
372989.55 m E
4064756.48 m N

Ubicación en googlemaps© (Icono nº 11. Tenería Andalusí en Plaza de las Flores nº 4):


Terminado, incorporado a la página y subido a la red el 16/09/2016. nº 238. vecmálaga©

SUBIR