Calzada Romana
Monda (pueblo)
Volver al InicioTodas las Rutas. Monda.Ruta RomanaRuta de los CaminosRuta de los Caminos. Monda.Ruta del ComercioRuta del Comercio. Monda.Ruta de los PuentesRuta de los Puentes. Monda.Ruta del AguaRuta del Agua. Monda (pueblo)Rutas por MunicipiosIr a Todas las RutasIr al DirectorioConsultar DiccionarioIr a Bibliografía RelacionadaContactar con el Administrdor

 

Foto 1Las vías romanas de Málaga de Carlos Gozalbes Cravioto (en bibliografía consultada, Ruta de Roma: 008), constituye hasta el momento la obra básica e indispensable para el estudio de los caminos trazados por Roma en esta provincia de Málaga y por supuesto para el análisis de este trocito de vía situada en Monda, más reducida y en peor estado de conservación que cuando el autor la estudió en el año 1986 (año de la edición del libro).

Señalado por el mencionado autor como Ramal viario V.b: Guadalhorce - Monda, partiría de un punto indeterminado de la Via V, en el margen derecho del río Guadalhorce, al noroeste de Cartima, para dirigirse hacia Alhaurín el Grande, Coín y por último Monda. Tenemos constancia de que toda la vía estuvo empedrada, lo que no deja de llamar la atención, teniendo en cuenta que se trataba de una vía secundaria, ya que otras vías más importantes que unían municipios de mayor entidad no estaban completamente empedradas, o al menos no consta en los estudios realizados sobre ellas. La decisión de empedrarla pudo haber tenido motivos económicos, ya que así se evitaba que las carretas cargadas de mármol de las canteras de Alhaurín, Coín o Monda, se hundieran en el barro, lo que provocaría el consiguiente perjuicio.

Foto 2Carlos Gozalbes hace referencia a unos 500 metros de vía conservada, desde el pueblo hasta el arroyo Casarín, siendo su punto más ancho de unos tres metros, y diviéndola en tres secciones. Treinta años más tarde, como mucho quedarán unos 100 metros de vía, mucho más estrecha por la acumulación de tierra en los bordes, invasión de la naturaleza y deterioro por pérdida de estabilidad del material. La que peor parada ha resultado es la que nombra como primera zona, que calificaba como de muy deteriorada, de origen romano, con piedras de tamaño medio de unos 15 centímetros, encontrándose en la actualidad bajo el cemento de casas que se han ido construyendo sin respeto alguno por la vía. La segunda zona correspondería a una etapa medieval donde se utiliza una piedra de menor tamaño, así como el característico espinado central y oblicuo. El autor habla de esta zona como bien conservada, aunque en proceso de deterioro. En la actualidad ese proceso de deterioro se ha acelerado, perdiéndose muchísimos cantos, y quedando en algunas zonas únicamente señales del espinado (foto 4).

Nada mas comenzar la bajada hacia el arroyo, la piedra se hace más grande (foto 2), comenzando la que sería la tercera zona, caracterizada por una serie de escaloncitos de 4 o 5 centímetros de desnivel (foto 1), como ya vimos en el Camino de la Dehesa de Casarabonela, que debieron servir para ayudar a los carruajes a mantener la máxima horizontalidad posible, en la bajada o en la subida. Al llegar al arroyo aún se pueden observar los restos de los estribos del puente que debió cruzarlo (foto 3).

Foto 3     Foto 4
                Foto 3                                                                      Foto 4


Bibliografía consultada. En Ruta de Roma: ver: (008).

Acceso. Es muy fácil. Si se entra al pueblo por la carretera A-7101, previa la A-355 proveniente de Coín, pasada la aceitera Mudéjar Aceite de Oliva de Monda, y a escasos 100 metros, inmediatamente antes de la cerrada curva a la izquierda que da acceso directo al pueblo, se abre un camino de cemento que comunica, a unos 80 metros, primero con unas viviendas y a la derecha con la calzada. Hay que tomar el camino situado a la derecha del chalet situado más hacia ese lado. En la entrada desde la carretera A-7101 hay un hito de obra vertical de bienvenida a Monda, y otro a su derecha informando sobre la calzada.

Museografía. Conservación. Didáctica. La calzada está desapareciendo a un ritmo alarmante. No existe protección de ningún tipo, y por comentarios de algún vecino del pueblo, me confirman que una importante sección que aún era visible hace pocas décadas, ha desaparecido bajo las casas que se han ido construyendo sobre ella. La piedra se desmorona, la tierra colma los márgenes, dejando en ocasiones escasos centímetros visibles de calzada, las yerbas se abren camino por todas partes, los cantos van perdiendo la compactación entre sí, los restos de los estribos del puente carecen de protección frente a las crecidas anuales del arroyo Casarín. En fin, un panorama desolador, al que se une el abandono absoluto que sufre el pequeño puente sobre el arroyo de La Teja, situado a escasos metros de la calzada, también de origen romano, y del que procuraremos tener ficha abierta lo antes que nos sea posible.

Ubicación. Coordenadas U.T.M.:
30 S
336807.42 m E
4055826.55 m N

Ubicación en googlemaps© (01. Calzada Romana. Estribo del Puente. Icono en color amarillo):

Terminado, incorporado a la página y subido a la red el 09/05/2016. nº 221. vecmálaga©



SUBIR