tituloprincipalobjetivos
Volver a Inicio

Mi nombre es Francisco Antonio Jurado Romero y soy Licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Málaga, especializándome en Historia del Arte, allá por el año 1985.

Difundir el patrimonio inmueble, fundamentalmente de la provincia de Málaga, en todas sus expresiones y sea cual sea su estado de conservación, considerando como patrimonio cualquier sitio, grande o minúsculo, producto de la manifestación del hombre como transformador de la naturaleza, adaptándola a sus necesidades, en definitiva a sus intereses, es la finalidad fundamental de esta página web.

De toda la vida me ha interesado el arte, aunque profesionalmente no me he podido dedicar a él. Cada vez que mis obligaciones laborales y familiares me lo permitían realizaba visitas a múltiples rincones de la provincia. Unas veces eran lugares de fácil acceso y conocidos por la mayoría como pueden ser una iglesia, un museo, algún castillo, etc., pero en otras se trataba de rincones sólo conocidos por unos pocos, ocultos a la mayoría.

Cuando consultaba esos lugares “ignorados por la mayoría” en la red, me daba cuenta de que no existía información alguna que facilitase su visita. Es más, había y hay páginas institucionales que alardean de la presencia en tal o cual término municipal de un preciado patrimonio inmueble que a la hora de la verdad pocos saben ubicarlos, y una vez encontrados nos dábamos cuenta de su completo abandono. Esta realidad, la del abandono, sobre todo en yacimientos arqueológicos, es el problema más generalizado de la provincia.

Nos propusimos, pues, dar a conocer el mayor número de lugares que contuvieran riqueza patrimonial, limitándonos en principio a la provincia de Málaga, y sin imponernos límites a la hora de incluir en nuestra relación todo tipo de patrimonio, procurando aplicar una visión lo más amplia posible.

El análisis de cada uno de los sitios que incluímos se hace siempre desde el punto de vista de un historiador del arte, siendo importantes tanto los aspectos formales, el período o períodos artísticos en los que se pueda englobar, como su función social, económica, ideológica o cualquier otra.

Para ello, y al objeto de ser inclusivos y sabiendo que habrá algún tipo de patrimonio que por el momento se quede fuera, no por desecharlo, sino por cuestiones de tiempo, organización e incluso desconocimiento del que les escribe, hemos planteado una división en grandes grupos patrimoniales agrupados por períodos históricos, finalidades, estilos, actividades económicas, etc. que llamo “Rutas”. En la actualidad, estos grandes grupos serían los siguientes:

01. Ruta de los Museos: Abarca cualquier contenedor que exponga algún tipo de colección de bienes muebles patrimoniales, sea o no su principal finalidad, como museos, salas arqueológicas, centros de interpretación, colecciones privadas, etc. estén o no reconocidos administrativamente.

02. Ruta de la Prehistoria. Cualquier yacimiento anterior a la colonización fenicia sea cual sea su estado de conservación, comenzando por los que tienen algún tipo de visibilidad para el viajero pasando posteriormente a los que han sido arrasados, estén sin excavar, etc.

03. Ruta de la Protohistoria. Abarca cualquier yacimiento desde la colonización fenicia y antes de la ocupación romana, o en paralelo a ésta, siempre que tenga relación con culturas autóctonas. De igual modo hemos comenzado por los yacimientos visibles y seguiremos posteriormente con los que sólo quede un nombre y una localización.

04. Ruta de los Fenicios. Mostramos los asentamientos de este pueblo en nuestra provincia, tanto los de ocupación plena como aquellos donde pudiera haber habido convivencia física entre éstos y los pueblos autóctonos, comenzando por los yacimientos que aún son visibles, los que prácticamente ya no lo son y terminando por los que se encuentran bajo tierra y los destruidos.

05. Ruta Romana. Incluye cualquier resto físico de aquella civilización desde sus yacimientos más antiguos, hasta las manifestaciones paleocristianas y también, por el momento, las visigodas, es decir, todas las anteriores a la invasión musulmana.

06. Ruta Andalusí. Todas las manifestaciones arquitectónicas de este período.

07. Ruta Mozárabe. Toda estructura arquitectónica que los especialistas atribuyan a este grupo de población no sometida a la doctrina musulmana.

08. Ruta Mudéjar. Toda estructura arquitectónica o que forme parte de ella que los especialistas asignen a este estilo artístico.

09. Ruta por las Iglesias y Conventos. Cualquier construcción cuya finalidad sea religiosa, sea cual sea el período al que pertenezca.

10. Ruta por la Arquitectura Defensiva. Incluye toda construcción de carácter militar de cualquier período: pre, proto e histórico.

11. Ruta Gótica. Aquellas construcciones cuyos elementos en todo o en parte puedan asignarse a este estilo.

12. Ruta del Renacimiento. Aquellas construcciones cuyos elementos en todo o en parte puedan asignarse a este estilo, incluído, por supuesto, el Manierismo.

13. Ruta del Siglo XVI. Todos los inmuebles construídos, reformados o reconstruídos a lo largo de ese siglo.

14. Ruta del Barroco. Aquellas construcciones cuyos elementos en todo o en parte puedan asignarse a este estilo o a este período.

15. Ruta del Siglo XVII. Todos los inmuebles construídos, reformados o reconstruídos a lo largo de ese siglo.

16. Ruta del Siglo XVIII. Todos los inmuebles construídos, reformados o reconstruídos a lo largo de ese siglo.

17. Ruta de las Casas Barrocas. Arquitectura civil de habitación de los siglos XVII y XVIII.

18. Ruta del Siglo XIX. Todo tipo de construcción o parte de ella levantada durante este período de tiempo.

19. Ruta del Siglo XX. Arquitectura levantada durante este período de tiempo.

20. Ruta de los Cementerios. Incluye todo conjunto de sepulturas, nichos, mausoleos, etc. en solitario o en combinación entre éstos, cualquiera que sea el período histórico, proto o prehistórico.

21. Ruta de las Casas Pintadas. Edificios con cualquier funcionalidad que posea pinturas murales exteriores, sobre todo los inmuebles históricos desde el siglo XVI al XVIII.

22. Ruta de los Caminos. Cualquier resto de vía antigua (incluídas las construidas en el siglo XX, hasta los años 60 o 70, dependiendo del interés patrimonial que puedieran tener), así como puentes, postas, casas de camineros, etc.

23. Ruta del Comercio. Patrimonio relacionado con el comercio, desde establecimientos hasta las vías que se utilizaban para el transporte de mercancías.

24. Ruta del Agua. Obra pública en la que el agua (ríos, arroyos, lagos, etc.), siempre dulce, haya sido la causa de su construcción, tanto para su consumo, como para salvarla o evacuarla. Del mismo modo, la incluiremos cuando se utilice en la industria como elemento básico para la elaboración de cualquier producto artificial, y en agricultura cuando se use para riego, para mover norias o cualquier aprovechamiento.

25. Ruta de la Industria. Cualquier vestigio industrial, incluidos los inmediatamente anteriores a la revolución industrial del siglo XIX.

26. Ruta de los Monumentos Públicos. Expresamente concebidos así desde su construcción o que con el tiempo hayan pasado a ser considerados como tales.

27. Ruta de las Casas Populares. Arquitectura residencial urbana y rural de carácter no burgués o aristocrático anterior al funcionalismo.

28. Ruta Palaciega. Edificios que cumplan la función de palacios, así como todos aquellos que sin serlo imiten sus formas.

29. Ruta del Hierro. Toda construcción que utilice de forma visible el hierro como forma de sustentación y, en su caso, también como elemento estético.

30. Ruta de los Puentes. Referido a los viaductos de cualquier época.

31. Ruta del Urbanismo. Relacionado con barrios con entidad histórico-estética.

32. Ruta de las Casas Burguesas. Residencias colectivas, individuales, etc. construidas para las clases medias y altas, fundamentalmente a partir del siglo XIX.

33. Ruta del Mar. Toda edificación o infraestructura cuyas funciones en todo o en parte estén relacionadas con el mar.

34. Ruta del Trabajo Agrícola. Construcciones realizadas para el agro, en el pueblo, en el cortijo o en pleno campo, previas a la Revolución Industrial y cuya finalidad sea la explotación de los recursos agrícolas, ganaderos, forestales, pesqueros, etc., incluyendo las de carácter habitacional no permanente.

35. Ruta de la Arqueología Preindustrial. Todo vestigio de actividad industrial humana que suponga una modificación evidente de cualquier producto de la naturaleza, desde el comienzo de la historia humana y anterior a la revolución industrial del siglo XIX.

36. Ruta de los Lagares y Cortijos. Toda construcción destinada, entre otras funciones, a la habitación con carácter permanente de sus moradores, generalmente fuera de un núcleo de población, cuya finalidad esté directamente relacionada con las labores del campo, tanto agrícolas como ganaderas.

37. Ruta de los Edificios Públicos Civiles. Todas aquellas edificaciones que en algún momento de su historia hayan servido para albergar cualquier institución de carácter público y civil.

Málaga, a 26 de abril de 2017
F.A.J.R.

 

SUBIR